Foto: Archivo.

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús “Chúo” Torrealba, indicó que con el proceso exploratorio con el Vaticano se logró la liberación de cuatro presos políticos pero faltán más de 130.

Indicó que “el diálogo es solo una parte de la lucha de los venezolanos. Ningún gobierno del mundo para dialogar con su oposición necesita de algún mediador internacional”.

Además recordó las declaraciones del enviado del Papá,  Claudio María Celli quien dijo que “si fracasa el diálogo en la nación, no es el Papa quien perderá, sino el pueblo, porque el camino, si fracasa el diálogo, sería el de la sangre”.

Torrealba señaló que la carta del  secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) Ernesto Samper, “trató de advertirnos cuáles deben ser nuestras pautas de conducta en el diálogo.  Desde la Unidad le respondimos de manera clara y respetuosa pero contundente”.

A su juicio el papel de los acompañantes y facilitadores es promover una salida electoral a la crisis. “Esta desgracia que le ha caído al país no se arreglará de aquí al 11 de noviembre. En el Caribe hay decenas de barcos llenos de insumos para Venezuela que no terminan de llegar porque el gobierno no paga.  La hiperinflación, la corrupción y la violencia no cambiarán de aquí al 11 de noviembre”.

Se preguntó  “¿Qué va a pasar después del 11 noviembre? Lo que va a pasar es lucha y seguir ganando“.

En otras informaciones se pronunció sobre el derrame de crudo en el estado Anzoátegui, “mientras PDVSA bota petróleo, en buena parte del país no hay gasolina y en Táchira la venden a precios internacionales”.

Por Redacción
El Venezolano News

Comments

comments