Los medios de comunicación en países receptores de venezolanos como Perú han sido en muchas ocasiones plataformas para la difusión de xenofobia en la que los refugiados son mostrados como criminales por distintos actos atroces cometidos lo que aumenta los niveles de desprecio hacia los criollos, sin embargo en otras oportunidades la prensa muestra la cara más noble de estos ciudadanos.

Es la historia de Anthony Salas, quien el pasado domingo arriesgó su vida para salvar la vida de una anciana quien corría peligro de muerte durante un incendio dentro de la vivienda de la mujer, ubicada en San Martín de Porres, una zona clase media de la capital peruana, según la información difundida por el portal web, Somos Diáspora.

 “Por instinto humanitario, porque todos somos hermanos y tenemos que ayudarnos. No me dio miedo, es cuestión de salvar a una persona”,fueron las palabras del joven venezolano.

 

Aunque la vida del hombre estuvo en riesgo, no le importó ayudar a los bomberos para evitar una mayor cantidad de daños en el inmueble. Sin embargo las llamas dejaron un muerto de 14 años que padecía de autismo, quien además era el nieto de la rescatada.

Comments

comments