A partir de este domingo 20 y la consumación del MegaFraude, se viene un cambio en el país… indetenible. Como ocurre en los partos, junto antes del momento de la expulsión del bebé, sobreviene el mayor dolor, que se atenúa cuando escuchamos llorar al pequeño. ¡Venezuela está pariendo!

Esta semana que aún no termina, ha pasado de todo. La empresa Kellog’s tras 57 años de operaciones en el país, cerró sus puertas. A periodistas de la fuente política y Asamblea Nacional, les fue impedida la entrada al hemiciclo por la guardia nacional bolivariana, armándose una trifulca donde los soldados propinaron golpes y heridas a colegas y a diputados que se solidarizaron con la justa protesta. Los presos políticos del Helicoide no aguantaron más violaciones a sus derechos fundamentales y decidieron rebelarse, “nos han torturado tanto, que perdimos el miedo”, expresó Lorent Saleh a nombre de sus compañeros de presidio. En este momento que escribo, jueves 17, 11: 40 de la noche, hay una situación irregular en la cárcel militar de Ramo Verde mientras que en la penitenciaria Fénix del estado Lara, se reportan al menos 10 muertes.

Pasado el mediodía de este jueves, Maduro cerró su campaña al fraude desde una tarima en la avenida Bolívar de Caracas, el lugar se vio desolado a pesar de los cientos de transportes y autobuses utilizados para el traslado de personas de todas partes del país… Y es que no hay ambiente electoral, no hay fiesta…lo que trasluce en cada palabra del indocumentado es desesperación, hasta bonos ofrece a quien vote, por quien sea, pero que lo haga. Y es que el Grupo de Lima, la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y decenas de otras democracias han expresado su decisión: No reconocerán la farsa. Maduro no puede seguir.

Como guinda, el presidente de Colombia denunció este jueves, la incautación de 400 toneladas de alimentos no aptos para el consumo que serían exportadas desde Cartagena a Venezuela y repartidas por los Comités Locales de Abastecimiento, CLAP, con fines electorales; “esta es la punta del iceberg de un negocio despreciable que involucra empresas de fachada en Colombia, México y otros países”, afirmó el mandatario. Por si fuera poco añadió esta perla: “tenemos conocimiento por fuentes confiables de inteligencia, que el régimen de Maduro desde finales del año pasado, adelanta un plan para cedular y trasladar a ciudadanos colombianos a votar por él, el domingo 20 de mayo”.

La denuncia de Santos es de suma importancia ya que revela la utilización del Estado para otorgar nacionalidades e identidades ilegales y, las operaciones de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito perseguidas por la justicia internacional. NEn el tema estarían trabajando varias agencias de varios países. No son conchas de mango, de lo que se trata es de una banda criminal organizada, donde a la cabeza estaría su principal beneficiario: Nicolás Maduro.

El clamor nacional e internacional es que esto se tiene que acabar por el bien de Venezuela y porque Maduro es una verdadera amenaza a la paz del continente y el mundo.

No participo en farsa. No voto.

pereznitu@gmail.com
@NituPerez

Comments

comments