El diputado a la AN, Rafael Ramírez Colina. Foto: Primero Justicia Zulia

Rafael Ramírez Colina, diputado a la Asamblea Nacional y al Parlasur señaló que es el momento de ir a la calle. “El llamado es a mantenernos en la calle, defendiendo la democracia. La presión internacional es importante, pero no es suficiente. Vamos a la calle por el futuro del país”

Juan Mendoza, Lourdes Suarez, Gladys Gutiérrez, Luis Damiani, Carmen Zuleta de Merchan, Arcadio Delgado y Calixto Ortega, estos últimos tres, zulianos; son los siete magistrados responsables de emitir las 48 sentencias que en su conjunto configuran el “golpe de Estado iniciado en el 2016”, así lo indicó el diputado a la Asamblea Nacional Rafael Ramírez Colina.

Ramírez, aseguró durante una concentración frente al Cuartel Libertador en Maracaibo, acompañado por los diputados Avilio Troconiz, Desiree Barboza, dirigentes de los partidos políticos Voluntad Popular, Vente Venezuela, Primero Justicia y sociedad civil en general; que desde el 20 de octubre del 2016 se ha roto el hilo constitucional “cuando en primer término se desconoció el referendo revocatorio, luego se suspendieron las elecciones regionales, para finalizar con las sentencias 155 y 156 que terminan de quitarle las atribuciones a la Asamblea Nacional. Aseguró que dentro de Constitución no existe manera de subsanar o corregir las sentencias 155 y 156 emitidas por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, por lo cual lo que corresponde es proseguir con las acciones legales en contra de los funcionarios que “cometieron traición a la patria”.

“Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República, en un dejo de sensatez reconoce varias violaciones del orden constitucional y el desconocimiento del modelo de Estado consagrado en la Constitución lo que para ella constituye una ruptura del orden constitucional. Y nosotros ahora le exigimos que sea consecuente con esas declaraciones y que impute a los siete magistrados por haber emitido unas sentencias que constituyen un golpe de Estado”.

Destacó que lo ocurrido en Venezuela “no fue un impase y no se puede solventar”. “En Venezuela no ha cambiado ninguna de las condiciones que produjeron la ruptura del orden constitucional y ninguna de las condiciones que ha convencido al pueblo de cambiar, no sólo de gobierno, sino de todo el sistema político en el que vivimos. La gente sigue muriendo de hambre, por falta de medicamentos, por los altos índices de violencia. Mientras tanto el gobierno se preocupa por tener más poder y eso sólo pasa en una dictadura o en una monarquía. Por lo tanto seguimos en la calle asumiendo la defensa de la democracia en Venezuela”.

El también diputado al Parlasur señaló que es el momento de ir a la calle. “El llamado es a mantenernos pacíficamente en la calle, defendiendo el futuro del país. La presión internacional es importante, hemos logrados que los países volteen su mirada a lo que ocurre en Venezuela, pero no es suficiente. Somos los venezolanos quienes resolveremos nuestros problemas, para ello estamos exigiendo elecciones. En este momento no podemos hacer otra cosa que ir a la calle por el futuro del país”.

Con información de Primero Justicia Zulia.

Comments

comments