Fotos: El Impulso.

Un día como hoy 15 de diciembre, hace 17 años inició la tragedia de Vargas, un hecho que marcó un antes y un después en ese estado de Venezuela, dejando como resultado miles de fallecidos y decenas de miles de familias damnificadas.

Constantes lluvias durante las dos primeras semanas de diciembre hizo que las autoridades de Protección Civil declararan emergencia en la región. El 15 de diciembre los suelos se saturaron de agua, generando también que el caudal bajara por las pendientes de las montañas arrastrando todo tipo de objeto en su camino, directo hasta la ciudad.

La urbanización Los Corales, fue la primera en recibir el deslave provocado por las fuertes precipitaciones que alcanzaron los 1.814 mm y fue la comunidad que se llevó el golpe más fuerte, debido a que del cerro bajaron rocas de más de seis metros de longitud, lo suficientemente grande como para acabar con cualquier cosa que se le atravesara en el camino, reseña El Impulso.

Árboles, carros, autobuses, fueron arrastrados por el agua directo hacia los edificios de la zona, mientras que las casas fueron tapadas por la corriente, quedando completamente cubiertas por el lodo.

A pesar que no hay cifras oficiales de la cantidad de personas que fallecieron en el siniestro, se estima que fueron entre siete mil y 30 mil ciudadanos, y miles de familias que perdieron sus hogares.

En la actualidad el estado Vargas continúa su recuperación de lo que fue la peor tragedia natural en Venezuela desde aquel terremoto de 1812. Miles de familias tuvieron que pasar años en los refugios habilitados por el Gobierno nacional.

A pesar de haber transcurrido casi dos décadas de aquel miércoles 15 de diciembre de 1999, aún permanece el recuerdo y el dolor intacto de aquellos sobrevivientes que perdieron más que una casa, una familia.

Lea más en El Impulso.

Comments

comments