Con 28 millones de dólares cobrados (2016) Miguel Cabrera es el pelotero más costoso dentro del Clásico Mundial de Béisbol. Foto: Cortesía.

Varias estrellas de las Grandes Ligas prefirieron no defender los colores de su país y se quedaron entrenando con sus respectivos equipos

Con muchas expectativas y dudas arrancó el 6 de marzo el Clásico Mundial de Béisbol en su cuarta edición, la que para muchos podría ser la última. ¿Por qué dicen eso? Una de las razones podría ser la manera como algunas estrellas, básicamente de Estados Unidos, observan el torneo.

“Nadie entra al Salón de Fama y gana la Serie Mundial jugando en el Clásico”, dijo Noah Syndergaard, miembro de la rotación de abridores de los Mets de Nueva York. “Sería fabuloso ir a representar a tu país”, afirmó Clayton Kershaw de los Dodgers. “Pero la prioridad es siempre la temporada”, agregó.

El calendario del Clásico Mundial de Béisbol se está jugando a la par de los campos de entrenamientos que hacen los 30 equipos de MLB para preparar la temporada 2017. “Lo voy a decir de la manera más cristalina posible: el Clásico seguirá con vida y creciendo mientras yo sea el comisionado”, afirmó Rob Manfred, comisionado de MLB.

Otro punto de vista

Por otro lado, están las figuras latinoamericanas que en su mayoría sí se apuntaron para defender los colores de su país. “Prefiero estar en el Clásico que en el campo de entrenamientos”, dijo Carlos González, estrella de los Rocosos de Colorado y la selección venezolana.

“El Clásico sirve para dos objetivos que son realmente importantes, objetivos que son cruciales para el futuro del deporte. Uno es internacionalizar el deporte. Segundo, al considerar nuestro estatus con respecto a los Juegos Olímpicos, el dinero que el Clásico inyecta a las federaciones es uno que ellos pueden usar para la formación y el desarrollo del deporte en esos espacios”, explicó Manfred.

Según cifras oficiales del comité organizador, el Clásico Mundial de Béisbol dejará ingresos por el orden de los 100 millones de dólares y cuenta con 55 patrocinadores comerciales. Nada mal, siendo un torneo relativamente nuevo.

“El Clásico Mundial de Béisbol es un torneo precoz, un producto precoz, pero estamos inmersos en que todo lo que estamos haciendo apunte a una plataforma global”, señaló Chris Park, vicepresidente de MLB para estrategia internacional.

Comments

comments