POR: INFOBAE

En un boicot sin precedentes en protesta por el ataque policial contra el afroamericano Jacob Blake, los jugadores de Milwaukee Brewers y Cincinnati Reds de las Grandes Ligas de béisbol (MLB, por sus siglas en inglés) se sumaron al repudio generalizado que incluyó la paralización de actividades deportivas como la NBA. Más tarde, el Atlanta United salió al campo de juego para su compromiso por la MLS pero los jugadores solo se sacaron fotografías en solidaridad con la causa y se marcharon a los vestuarios.

El encuentro de béisbol que estaba programado para este miércoles fue suspendido por los propios protagonistas al negarse a salir a la cancha, según informó la señal deportiva internacional ESPN. Tras la cancelación de este compromiso, otros equipos de la competición como los de Seattle Mariners “están discutiendo la posibilidad de no jugar” y sumarse a la protesta de sus colegas.

Minutos más tarde, los jugadores del Atlanta United salieron al terreno de juego para enfrentar al Inter de Miami por la MLS, pero tras el abrazo y la foto inicial entre todos los futbolistas, decidieron no disputar el encuentro y sumarse a la ola de protestas. Tras esto, la liga anunció que pospuso ese encuentro y el resto de los partidos de la jornada: Dallas-Colorado, Real Salt Lake-Los Ángeles FC y San José Portland-LA Galaxy-Seattle. De esta manera, evita que haya sanciones.

El ataque a Jacob Blake, quien recibió varios disparos en la espalda por la policía cuando ingresaba a su camioneta, ocurrió el domingo en la localidad de Kenosha (Wisconsin), a unos 65 kilómetros de Milwaukee, sede de los Bucks Brewers .

En la NBA, el plantón de los Bucks generó una reacción en cadena que terminó con la suspensión de los tres partidos de primera ronda de los Playoffs que se debían disputar en la burbuja sanitaria montada en los parques temáticos de Disney.

Indignados por el episodio de la represión policial, los Milwaukee Bucks fueron los primeros en boicotear la jornada al no presentarse en la pista para el quinto partido de su serie de primera ronda contra Orlando Magic.

Esta negativa llevó a que otros deportistas se sumen a la medida. “A la luz de la decisión de los Milwaukee Bucks de no pisar la cancha para el quinto partido contra Orlando Magic, los tres partidos de hoy (…) han sido pospuestos”, confirmó la NBA en un comunicado oficial; y agregó que los compromisos serán reprogramados sin especificar la fecha en la que se llevarán adelante.

Sin embargo, los jugadores de Orlando Magic, que van en desventaja 3-1 en la serie, querían jugar el partido, según informó Shams Charania, del medio digital The Athletic. Bajo el clima de protesta por el crimen de Floyd, los deportistas pactaron con la NBA que el final de temporada se dedicara a exigir cambios en favor de la igualdad racial.

Desde el reinicio de la temporada, el 31 de julio, los jugadores han llevado a cabo protestas diarias como hincar la rodilla en el suelo durante el himno estadounidense, cambiar sus nombres en las camisetas por mensajes sociales y exigir continuamente la detención de los responsables de casos de agresiones policiales.

Algunos protagonistas están frustrados con la falta de resultados que perciben de sus reclamos en Disney y han hablado sobre la posibilidad de volver a sus ciudades.

Vinimos aquí por una razón, usar nuestra plataforma para mandar un mensaje”, dijo el camerunés Pascal Siakam, figura de los Raptors. “Pero parece que estamos atascados, que las cosas no están cambiando, no estamos haciendo nada productivo”.

Comments

comments