Hasan Rohani, presidente de Irán, prometió venganza este viernes por el asesinato de Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Los Guardianes de La Revolución.

«La gran nación de Irán se vengará de este crimen atroz», afirmó Rohani en un mensaje publicado en su cuenta en Twitter. La reacción surgió luego del ataque de Estados Unidos en el aeropuerto de Bagdad, donde murió el militar.

Dijo que alzarán la bandera del general Soleimani en defensa de la integridad territorial y la lucha contra el terrorismo y el extremismo en la región.

En un comunicado, el presidente de Irán afirmó que el asesinato de Soleimani redobla la determinación de oponerse a la intimidación de Estados Unidos, además de defender los valores islámicos.

«Este acto vil y cobarde es otro signo de la desesperación y debilidad«, aseguró el presidente iraní, reseña la agencia de noticias AFP.

En el ataque murió también Abu Mahdi al Mohandes, vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular.

Las tensiones aumentaron en los pasados días entre Washington y Teherán, señala la agencia EFE. Seguidores de la Multitud Popular asaltaron la Embajada de Estados Unidos en Bagdad el 31 de diciembre y quemaron una pequeña parte de la sede.

Ese asalto fue en respuesta a un ataque norteamericano contra posiciones de algunos batallones de las milicias iraquíes en el oeste de Irak el 29 de diciembre.

Fallecieron 25 de sus hombres y más de 50 resultaron heridos, de acuerdo con Multitud Popular.

El general Soleimani estuvo al frente de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución. También estuvo presente sobre el terreno en Siria e Irak supervisando las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.

Comments

comments