Ilustración de portada de Charlie Hebdo. Foto: Cortesía.

Representantes de distintos países se encuentran animados ante la posibilidad de que el próximo 30 de octubre pueda comenzar un diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolanas.

Uno de ellos fue Estados Unidos. “Estamos alentados por este avance y llamamos a ambos lados a implicarse en un serio diálogo que determine las mejores soluciones para resolver los crecientes retos políticos, económicos, de derechos humanos y sociales en Venezuela”, dijo a EFE una portavoz del Departamento de Estado, que pidió permanecer en el anonimato.

La fuente reaccionaba así al anuncio que hizo este lunes el enviado del papa Francisco para el diálogo en Venezuela, monseñor Emil Paul Tscherrig, que aseguró que el 30 de octubre se iniciaría el diálogo entre el chavismo y la oposición, con el acompañamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano.

Los Gobiernos de 12 países latinoamericanos expresaron su preocupación por la “aguda polarización” que atraviesa Venezuela y exhortaron al Gobierno y a la oposición a establecer un “diálogo constructivo” en favor de las garantías constituciones de ese país.

La posición de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay fue anunciada en el marco de la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea (UE-Celac), que concluyó hoy en Santo Domingo.

A través de un comunicado, ese grupo de países dice esperar que el diálogo por el que aboga resulte en el respeto del estado de derecho en Venezuela y permita a todos sus ciudadanos ejercer sus derechos fundamentales.

“Damos la más enfática bienvenida al acompañamiento por parte del Vaticano de tal modo a dar una mayor agilidad, con sentido de urgencia, a las gestiones para buscar, con el Gobierno y la oposición, soluciones efectivas y duraderas para el pueblo venezolano”, agregó el documento oficial difundido por los 12 países firmantes.

Los presidentes de Panamá, Juan Carlos Varela, y de Colombia, Juan Manuel Santos, se mostraron interesados en la iniciativa de diálogo en Venezuela con el acompañamiento del Vaticano y pidieron respaldo para ese proceso que, coincidieron, es el camino indicado para solucionar la crisis venezolana. “Hay que hacer un llamado a todas las fuerzas políticas y a todos los países a respaldar la iniciativa del Vaticano de mediar en una situación tan tensa”, declaró Varela, quien recibió a Santos en la selvática provincia panameña de Darién, fronteriza con Colombia.

Varela destacó además que en medio de un “conflicto político de tanta tensión” como el que vive la vecina Venezuela, “lo más importante es respetar el derecho a la vida, respetar la vida de los seres humanos”.

Por su parte, la coalición de izquierdas que gobierna en Uruguay, el Frente Amplio (FA), hizo un llamado a “evitar el incremento de la tensión” y “los enfrentamientos” en Venezuela ante la situación de crisis política que atraviesa ese país por la suspensión del proceso para un revocatorio presidencial. “Trabajar para evitar el incremento de la tensión y el enfrentamiento en Venezuela es un imperativo de todos los sectores democráticos de la sociedad venezolana, de la región y del mundo”, se lee en una declaración oficial de la fuerza oficialista uruguaya.

Comments

comments