El gobierno del presidente Donald Trump impuso el jueves sanciones a un hombre de negocios y asociados colombianos, incluidos tres hijastros del presidente venezolano en disputa Nicolás Maduro, acusándolos de dirigir una red global que utilizaba el programa de alimentos de emergencia de Venezuela —conocido como CLAP— y los recursos de oro para lavar activos estatales robados.

Las sanción a Alex Saab, a su socio Álvaro Pulido y a otras nueve personas, incluidos los hijos de Cilia Flores, forma parte del esfuerzo más amplio de la administración por usar sanciones para obligar a Maduro a entregar el poder a la oposición al reducir los ingresos al régimen y exponer la corrupción en Caracas.

Estados Unidos reconoce al gobierno encargado que lidera Juan Guaidó como el gobierno legítimo de Venezuela.

“Alex Saab se involucró con miembros de la red de Maduro para dirigir una red de corrupción a gran escala que utilizaron cruelmente para explotar a la población hambrienta de Venezuela”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

De acuerdo con el Departamento de Tesoro, Saab y su red de asociados, dieron coimas a funcionarios y allegados de Maduro (incluyendo sus hijastros) para “ganar contratos gubernamentales sobrevalorados”, enriquecerse a través del programa de la cajas CLAP y lavar millones de dólares.

“Mientras muchos venezolanos no pueden contar con el programar CLAP para darles ni una comida al día, Saab se enriquece cruelmente del la hambruna del pueblo”, dijo en funcionario de alto rango de Tesoro en una teleconferencia con reporteros.

Comments

comments