EE.UU. En junio se medirá con el resto de los semifinalistas del concurso.

Una de los jurados, de origen ucraniano, dijo “eres un monstruo” al quedar sorprendido por el talento del niño de doce años de edad, venezolano residenciado en Panamá desde los cuatro meses de nacido.

David “El Chino”  arrasó con su talento, destreza y carisma ante los jurados más calificados en materia de piano. No importó ser el más pequeño de la competencia y se alzó con el Grand Pize en la categoría de 11 a 13 años.

Su padre, David García, comentó que “El Chino” ejecutó una de las piezas más complejas para su tamaño y edad, logrando que tres jurados le dieran puntuación perfecta.

El concurso de piano, Carmel Klavier, presentó por primera vez su versión latinoamericana en la ciudad de Bogotá, Colombia. La convocatoria fue abierta para todos los países, y ahora, David “el chino pianista” (como se le conoce cariñosamente por lo rasgados de sus ojos)  tendrá que verse la cara con otros semifinalistas el mundo, en el estado de Indiana, del 24 al 28 de junio del presente año.

Al ganar la versión latinoamericana del premio, clasificó a la final automáticamente, siempre de la mano con su más querida profesora de piano y mentora Margarita Troetsch, quien en Panamá le abrió los brazos para potenciar su talento y que su condición de Síndrome de Asperger, no limitara las hazañas que ha acumulado a su corta edad.

Según explicó su padre, luego de la competencia mundial Carmel Klavier en los Estados Unidos, “El Chino” está becado para en julio participar en un Festival de Piano en Costa Rica.

Para sus seguidores en Panamá, la buena noticia es que el primero de abril estará ofreciendo un concierto, junto a la Filarmónica de Panamá, en compañía del también venezolano asimilado en Panamá, profesor Víctor Mata.

Para seguirle la pista al niño pianista orgullo de Venezuela y Panamá, pueden anotarse en sus redes @davidgarciapianist y acceder a su página web www.davidgarciapianist.com

Comments

comments