EL TIEMPO

2.950 ventiladores para unidades de cuidados intensivos o más de 1 millón de pruebas PCR para detectar el covid-19 se podrían adquirir con los 65 millones de dólares que estaría costando la defensa del barranquillero Álex Saab, quien es señalado de ser el testaferro de Maduro, y fue capturado en Cabo Verde el 12 de junio y requerido en extradición por la justicia de Estados Unidos.

La oposición ya habla de una clara malversación de fondos por parte del régimen de Nicolás Maduro, quien ha desplegado toda una artillería judicial para liberar a su “agente especial”.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio, Miguel Ángel Martín, le aseguró a El Tiempo de Colombia que el dinero destinado a la defensa de Saab sale de las arcas del Estado. Afirmó, así, que se trata de un caso grave de malversación por el que deben responder.

La polémica surge en momentos en que Cabo Verde define la suerte del barranquillero. Saab acudió a un hospital de la Isla de Sal, por problemas médicos. Anteriormente, ya se había quejado de dolencias físicas.

Sobre las cuentas de los honorarios se sabe que el exjuez Baltasar Garzón cobra 65.000 dólares por estudiar la viabilidad de un caso antes de asumirlo. Y, al parecer, facturó 1,8 millones de dólares por diseñar la defensa del exgeneral venezolano Hugo “Pollo” Carvajal. Una suma similar habría costado la defensa de Roberto Rincón y Abraham Sierra, acusados en Estados Unidos de defraudar a la petrolera venezolana Pdvsa.

Versiones señalan que, por el caso de la defensa de Alex Saab, Garzón y su bufete Ilocad recibieron un adelanto de 4 millones de dólares. Sin embargo, el español no ha querido hablar del tema ni de su estrategia. Tampoco se sabe cuánto están facturando y quién le paga al resto del equipo. Uno de ellos es el exasesor de Interpol de nacionalidad holandesa Rutsel Martha.

El holandés ha defendido casos multimillonarios como el del empresario nigeriano Kola Aluko, cuyos bienes avaluados por encima de 1,7 billones de dólares fueron congelados en 2016. Para facturar esas sumas, Martha les recuerda a sus clientes que ha obtenido la eliminación de 12 notificaciones rojas de Interpol.

Las cuentas en Suiza

El portal Primer Informe aseguró que parte de los fondos con los que Saab les paga a sus abogados salieron de cuentas en Suiza. Estas fueron rastreadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

No se sabe si con esos fondos, o con los del régimen, también se contrató a las prestigiosas firmas portuguesas Abreu Advogados y Rogério Fernandes Ferreira & Associados. Estas se encargan de coordinar su defensa en Cabo Verde. La firma Abreu Advogados es la preferida de poderosas empresas multinacionales como Google, Visa, Amazon y Marriott que litigan casos por elevadas sumas de dinero.

Finalmente, en el equipo de defensa figura Rogério Fernandes Ferreira & Associados. Esa es la exclusiva firma a la que pertenece el abogado caboveriano José Manuel Pinto Monteiro. Uno de sus asesores ya habría recibido 2 millones de dólares por sus gestiones.

Tampoco se sabe es cuánto invirtió Venezuela en los vuelos privados en los que ha enviado a sus emisarios a África a interceder por Saab. Los costos de movilización en un vuelo de operación privada de Caracas a Cabo Verde son de 21.850 dólares por trayecto.

Por ahora, la defensa del barranquillero Álex Saab acaba de sufrir un nuevo revés judicial. El Tribunal Constitucional de Cabo Verde se habló el sábado sobre el recurso de amparo que presentaron para que lo dejaran en libertad, y este no fue favorable.

El tribunal manifestó que la defensa se anticipó, ya que el amparo es un procedimiento de último recurso. Aún falta que el Tribunal de Extradición hable de fondo sobre la solicitud de envío de la justicia de Estados Unidos, que lo investiga por corrupción y lavado, ligado al régimen de Maduro.

La defensa de Saab se declaró extrañada con esta decisión, que calificó como una nueva violación a los derechos del “agente especial” del régimen bolivariano. Este es el cuarto revés que sufre Álex Saab en su intento por quedar libre. La justicia de Cabo Verde les negó la oposición a la captura, el pasado 12 de junio, y dos habeas corpus.

Comments

comments