Este domingo se realizará en Venezuela la Consulta Popular para que sea el pueblo quien decida si acepta o no la Constituyente propuesta por Maduro, sin embargo, el miedo del régimen sigue haciéndose notar.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones dijo este jueves en su intento de amedrentar que el Estado es dueño del espectro radioeléctrico y al violar las normas tiene la potestad de quitar la concesión.

 

El director del ente gubernamental Enrique Quintana comentó que no tienen problemas “en sacar del aire a quienes vayan en contra del cumplimiento de las normas” y como a su juicio la Consulta pública es “írrita” y viola la Constitución, los medios de comunicación no podrán realizar operativos especiales.

Esta amenaza fue dirigida a radios y canales de televisión, ¿miedo a que el mundo vea una vez más como es rechazado Maduro?.

Periodistas aseguraron que Conatel obligó al canal por cable IVC a suspender su operativo para este 16 de julio de lo contrarío saldrían de la parrilla.

Antes de estas amenazas rojas, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) había denunciado la “arbitraria e inconstitucional” decisión de Conatel de prohibir a los medios de comunicación radioeléctricos publicar informaciones que hagan referencia a la “Consulta Popular”.

 

Comments

comments