El representante del gobierno encargado de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, se reunió el lunes con un alto mando del Departamento de Defensa.

El representante del gobierno interino de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, se reunió el lunes con un alto mando del Departamento de Defensa y el enviado especial para el país suramericano, Eliott Abrams.

Tanto Vecchio como su equipo en Washington D.C. esperaban que el encuentro fuera con miembros del Comando Sur de EE.UU., según informaron varios medios de comunicación, ya que el embajador había solicitado formalmente esa reunión.

Junto a Abrams, quien ha sido uno de los principales portavoces de la política del gobierno de Trump hacia Venezuela, Vecchio discutió el lunes con Sergio de la Peña, el vicesecretario adjunto de Defensa, planes sobre la entrega de ayuda humanitaria y el futuro del país suramericano.

El embajador había hecho pública la semana pasada su petición al almirante Craig Faller, del Comando Sur, de organizar un encuentro con miembros del gobierno del presidente interino Juan Guaidó.

Una reunión de este tipo sería una situación con pocos precedentes, según explicó a la Voz de América Craig Deare, exconsejero de la Casa Blanca para asuntos del Hemisferio Occidental.

“Este tipo de reunión no suele pasar muchas veces e inclusive no puedo pensar la última vez en la cual un caso semejante hubiese existido”, dijo el ahora profesor de la Universidad de Defensa Nacional.

Para el ex asesor, la situación en el país es complicada ya que la mayoría de las Fuerzas Armadas venezolanas apoyan al gobierno en disputa de Nicolás Maduro. Aunque ha habido deserciones, Deare opina que se trata de “números menores” que “no son suficientes para realizar nada”.

De acuerdo al procedimiento sobre una posible intervención militar en el país, el profesor aclaró que la petición para ello no se hace ni a través del Comando Sur ni del Pentágono.

“Ese apoyo se solicita directamente a los más altos niveles políticos, sería una petición del presidente interino al presidente Trump”, dijo. Sin embargo, Deare, quien trabajó como parte de los consejeros del líder estadounidense, dice que no es probable que ocurra ese escenario ya que Trump no cuenta con el apoyo de sus homólogos en la región.

Comments

comments