Manifestantes de la oposición venezolana gritan consignas a integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela (GNB, policía militar) durante una marcha a la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela la cual despoja de sus funciones al poder legislativo este sábado 1 de abril de 2017, en Caracas (Venezuela). EFE

La Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela (GNB, policía militar) reprimió este sábado con gases lacrimógenos a cientos de manifestantes opositores que se dirigían hacia la Defensoría del Pueblo, en Caracas, en protesta por las acciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en contra del Parlamento.

Los opositores no pudieron continuar su trayecto debido a la presencia de tanquetas antimotines que bloquearon la vía, y fueron dispersados con gases lacrimógenos cuando intentaban tomar una vía alterna hacia el organismo del Poder Moral.

La oposición se dirigía a la Defensoría alegando que el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, no se había pronunciado acerca del “golpe de Estado” que, afirman, perpetró el Supremo al asumir, a través de una sentencia, las funciones de la Cámara; y piden que el ombudsman se pronuncie.

El diputado opositor Juan Requesens criticó el comportamiento de la Guardia de no dejarlos pasar, e invitó a los venezolanos a salir a las calles a manifestarse.

“A nosotros nos toca ser más guapos (fuertes) y darle duro en la calle (…) salgan sin miedo, aquí estamos los diputados dando el resto de lo que tenemos. Si salimos todos juntos no hay balas ni policías que puedan contra nosotros”, afirmó.

Trascendió que varios diputados de la Mesa de la Unidad Democrática fueron agredidos por los cuerpos de seguridad durante la marcha convocada por la coalición opositora este sábado en Caracas. La movilización fue en rechazo a las acciones del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y para exigir que se restablezca el orden constitucional.

Los dirigentes de la oposición decidieron salir a las calle este sábado, a pesar de que el Tribunal Supremo de Justicia anuló las decisiones de las sentencias 155 y 156 que le atribuían funciones legislativas a la Sala Constitucional del ente judicial y limitaba la inmunidad de los diputados.

A pesar de que el máximo tribunal reculara, el jefe de la Asamblea Nacional (AN), el opositor Julio Borges, aseveró que el “golpe de Estado” del TSJ no se puede “corregir” suprimiendo una sentencia, e hizo un llamado a seguir protestando en la calle.

Asimismo, el dos veces candidato a la presidencia de Venezuela Henrique Capriles, señaló que con estas “aclaratorias” de la corte “no está resuelto el golpe de Estado”, y pidió que estas sentencias sean anuladas.

Comments

comments