Maurizio Valli durante el evento Coffee Lab, pasión y experiencia. Fotos: David Alejandro Chacón.

Invitados especiales, medios de comunicación y público en general se deleitaron con el trabajo de Maurizio Valli, quien exhibió su reconocido “laboratorio”

El 20 de marzo en la sede de Obarrio de Athanasiou la expectativa era total. Maurizio Valli, el mejor barista de Italia, fue la figura principal de Coffee Lab, pasión y experiencia, un evento organizado por Athanasiou, Café Eleta y patrocinado por Zaga Producciones.

Valli llegó a Panamá con la intención de conocer un poco más sobre el café del país y aprovechó la ocasión para aceptar la invitación de Athanasiou, contó su gerente general Gianfranco Petrella. “Es un artista en la cata y selección del café y no podíamos perder la oportunidad de tenerlo en nuestras instalaciones”, agregó Petrella.

Valli, un barista de innovación conocido por su “laboratorio” de ideas, tocó temas como los orígenes de las plantas, el proceso de la planta al café, las técnicas del producto desde su tostadura hasta la moledura, la figura del barista en la actualidad, la importancia de la limpieza en el área de trabajo y los elementos usados en la esta.

“El café es mi vida. Es lo que mejor sé hacer
desde niño”, dijo el barista.

Buen concepto

“Vine a Panamá para hablar, sobre todo, de la cultura del café y el análisis sensorial para disfrutarlo de la mejor manera posible. Junto con Athanasiou seleccionamos algunos postres que combinaban perfectamente con la clase de café que preparamos, en resumen, un maridaje de café porque un café perfecto, merece un postre perfecto”, explicó Valli.

Sobre la calidad del café panameño, Valli dijo que “es uno de los mejores del mundo” y que le encanta la idea de seguir explorando sobre su origen y producción. “Vine a conocerlo de cerca porque me parece un producto de primera línea en todos los aspectos”, resaltó el barista.

Comments

comments