Este tipo de carnet es el que están implementando para tener acceso a información y a los residenciales. ¡Alerta: no los dejen entrar!.

Los venezolanos vivimos en una continua incertidumbre porque llevamos más de una década observando la destrucción de la propiedad privada.  Si hoy “Ubica tu Casa” es un rumor, no deja de tener importancia

 

 

 

 

El efecto combinado de las sanciones internacionales a funcionarios claves de la administración de Nicolás Maduro y sus testaferros, el descontento civil y militar que en Venezuela mantiene encarcelados a cientos de ciudadanos opuestos a las prácticas dictatoriales,  el colapso de la economía en gran parte por el derrumbe de la estatal petrolera PDVSA,  la hiperinflación que ronda el 13 mil %  y las acusaciones por delitos de lesa humanidad en el que se encuentra inmerso el propio presidente venezolano junto a autoridades militares y policiales, pareciera haber cercado a un régimen que pretende mantenerse en el poder eternamente. Para analistas en la materia, pero sobre todo, para el pueblo sufrido del país suramericano que atraviesa la peor crisis humanitaria del continente, ya no hay manera que con tantos problemas simultáneos, el régimen pueda sostenerse por mucho tiempo más.

 

Ante este sombrío panorama, un “rumor” ronda por las urbanizaciones y barriadas venezolanas:  El llamado plan “Ubica tu Casa”.  El mismo consiste en promover invasiones masivas a terrenos, casas, apartamentos y todo tipo de inmuebles que se encuentren vacíos por la huida de más de 4 millones de venezolanos hacia diversos países del mundo, en busca de su sobrevivencia y la de sus familiares.  Una fuente, militante del partido oficial que pidió anonimato,  nos expresó que esta “podría ser una acción desesperada del régimen para enfrentar a los que ya poco tienen, con los que menos tienen, algo así como el movimiento de los sin tierra en Brasil para lanzarlo como fuerza de choque, generar un estallido social que controlarían luego, para mantenerse en el poder… un tiempo más”.

 

Buscamos la opinión de Andrea Rondón García, doctora en Derecho de la Universidad Central de Venezuela quien en la actualidad se desempeña como Directora del Comité de Derecho de Propiedad de Cedice Libertad y como Directora académica del Instituto Ludwig von Mises Venezuela, sobre el rumor extendido.

 

Los venezolanos adentro y afuera, quienes defendemos la propiedad privada,  aquellos que poseemos una vivienda o propiedad adquirida con  esfuerzos propios, opositores o afectos a la actual administración le prestamos atención a ese comentario ya generalizado que funcionarios gubernamentales no desmienten ¿Cuál es su opinión en cuanto a la preocupación existente sobre el plan “Ubica tu Casa”?

 

Desde el año 2007, con la política sistemática de desconocimiento de la propiedad privada que se ejecutó, una información por twitter o cualquier otra red social, la visita de un funcionario a un edificio interrogando al vigilante del mismo, a la conserje o vecino sobre si hay allí apartamentos vacíos, puede ser un indicio de nuevas medidas para atacar la propiedad privada.  Podría ser solo un rumor para afectarnos anímicamente, pero también podría implementarse mañana.  Puede ser  la base para que, por algunos casos aislados que ya se conocen, se utilice ese argumento en el futuro para comenzar, otra vez, a invadir la propiedad.  Los venezolanos vivimos en una continua incertidumbre porque llevamos más de una década observando la destrucción de la propiedad privada.  Si hoy “Ubica tu Casa” es un rumor, no deja de tener importancia ya que es un elemento más del diagnóstico de lo que la actual administración ha hecho con la propiedad privada: Su destrucción y con ello a la persona porque nos han acabado la calidad de vida que teníamos, el bienestar físico y espiritual.

 

Al momento de escribir estas líneas, una legión de consejos comunales está recorriendo  las ciudades de Venezuela, levantando un censo de viviendas vacías. La excusa para realizar dicho censo varía; en algunos casos dicen que “quieren comprar un apartamento”, en otras dicen que es para “suministrar algún servicio” y en otras preguntan directamente  “cuántos apartamentos vacíos hay en el edificio”.  ¿Qué podemos hacer los venezolanos adentro y afuera?

Adentro, seguir documentando.  El rumor no tiene ningún sustento y de llegar a  formalizarse el plan a través de un decreto, ley o resolución, es absolutamente inconstitucional e ilegal, forma parte del aparataje de un sistema que pretende mantenerse en el poder a pesar del descontento popular. Afuera, denunciarlo como otro ataque de la dictadura a los venezolanos.

 

¿De dónde sale esta especie? Se lo pregunto porque alguien lanzó la información e incluso existen videos y denuncias de ciudadanos al respecto en las redes sociales y no la desmienten

Ya sabemos la naturaleza de esta administración, lanzan informaciones para ver el movimiento que genera el mismo y calibrar si lo continúan promoviendo o lo paralizan.  Podrían concretarlo como también podría quedar en la nada.  Vivimos en una profunda incertidumbre y podemos pensar que están buscando un nuevo método para aniquilar lo que todavía queda de propiedad privada.  Tenemos que estar claros en que su política es sembrar el desasosiego, producir malestar en los ciudadanos para originar distracción en la población y mantenerse  ellos en el poder.

 

No tenemos donde acudir.  Hemos sabido  como  las fuerzas militares y policiales participan en desvalijamiento de hogares con la excusa de allanamientos.

Es que los regímenes totalitarios como el que impera en Venezuela, destruye las instituciones y el estado de derecho para que no tengas donde acudir.  ¿Qué debe hacer el ciudadano?  Comportarse como tal, no como siervo o esclavo, con la reserva que aún tenemos de libertad, actuar.  Que si la vecina del edificio de al lado ve que se está invadiendo, denunciarlo en los espacios que aún quedan.  No pensar que a ti no te va a suceder porque es todo lo contrario, si no actúas hoy, mañana te tocará a ti.  Hay que exponerse…lo peor es callar.  Tenemos que unirnos y activarnos juntos. No podemos permitir que se materialice este mecanismo o plan.  Algunos pueden verlo como una oportunidad y lo que es, es una gran ilegalidad.  Debemos actuar, sobreponernos al miedo o temor que se pueda sentir.  Insisto que callarse es aceptar… ¡no lo podemos aceptar!  Lo que tratan de imponer con estas prácticas inconstitucionales es el odio entre ciudadanos y ¿no existe una ley contra el odio? No podemos permitir el que se instale el odio entre nosotros.  Pretenden distraernos de lo realmente sustantivo que es salir de esta dictadura que ya lleva dos décadas instalada en el país con todo la carga de sufrimiento y zozobra que nos han ocasionado.

 

Un último mensaje  a los venezolanos en relación al tema

Es el momento de que lo poco que nos queda de libertad lo explotemos al máximo.  Desde las universidades, los gremios, en mi caso particular lo hago desde CEDICE, el ama de casa o cualquier persona desde sus redes sociales, grupos de vecinos, asociaciones, usemos lo que nos queda y denunciemos  lo que ocurra. Saquemos la reserva de conciencia ciudadana que tenemos.  Este plan es intencional y dirigido, en la medida que sigamos resistiendo, documentando y denunciando,  este tipo de mecanismo, fracasará

 

Nota de la periodista: Este conflicto macabro ya comenzó, porque existen varias denuncias públicas sobre enfrentamientos para defender propiedades. Es deber de las Fuerzas Armadas impedir que el conflicto se extienda; pero en vista de la persecución del régimen contra los militares institucionales, los vecinos deben tomar previsiones, para que la invasión de propiedades no nos tome por sorpresa.

 

 

 

Comments

comments