El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano tras su liberación la noche de este martes afirmó que “no agradezco ni a mí secuestradores, ni a ninguna seudo oposición mi liberación, porque no he cometido delito alguno”.

Destacó que “fui secuestrado y casi aniquilado humanamente por este régimen por sólo pensar distinto”.

Zambrano señaló que “no tuve por qué estar preso en ningún momento. La Constitución estuvo ausente durante los 135 días que permanecí tras las rejas”, aseveró en la noche de este martes 17 de septiembre.

Agradeció “los esfuerzos de Juan, De Henry Ramos, de Timoteo, son los esfuerzos del país. Busquemos la letra grande de la política para que esta nos ayude a resolver el problema que vive Venezuela”.

De la misma manera, se refirió a las conversaciones para la solución de la crisis, en la que indicó que “siempre hemos estado propiciando la fuerza de la palabra para resolver el asunto político en el país”.

“No es nueva nuestra posición frente al hecho político nacional”, agregó.

Con información de Panorama

Comments

comments