Yusbely Arandia Quevedo, (59 años) Es TSU en Administración de Empresas. Foto: David Alejandro Chacón.

Su primer libro, Amor y Distancia, que publicó en 2017, ha obtenido importantes reconocimientos internacionales

 

 

Hace dos años (2016) decidió emigrar y dejar su amada Venezuela, donde se despertó, desde temprana edad, su gusto por la escritura gracias a su abuelo don Manuel Quevedo, quien improvisaba versos cuando veía a una mujer bonita.

“Recuerdo perfectamente que una vez dije ‘quiero ser así. Yo quiero improvisar’. Cuando crezca quiero ver mi nombre en un libro. Aquellos momentos me atraparon porque estaban llenos de amor, de pasión”, recordó Yusbely Arandia Quevedo, quien hace dos años está residenciada en Panamá.

“Muchas veces salí de Venezuela por el trabajo de mi esposo, quien al igual que yo trabajó en la empresa petrolera. Aquellas experiencias fueron por tiempos específicos, pero en 2016 llegué a Panamá con la maleta llena de poemas y con unas ganas inmensas de descubrir este país. Decidí emigrar”.

Decisión clave

Arandia Quevedo fue parte de aquella lista de más de 20 mil empleados que resultaron despedidos de Petroleos de Venezuela (PDVSA) en 2002, simplemente por no comulgar con el mismo pensamiento del aquel entonces presidente del país, Hugo Chávez.

“Fue algo bastante extraño porque ni siquiera estaba en el país cuando me botaron. Sin embargo, estaba en mi pensamiento salir de esa empresa porque no quería trabajar bajo esas normas políticas”, explicó.

Una vez que salió de PDVSA siguió trabajando en el mismo ramo, pero con empresas familiares. No obstante, siempre había tiempo para escribir y plasmar todos aquellos momentos de una infancia y adolescencia maravillosa en los campos petroleros de Bachaquero, su adorada ciudad, capital del municipio Valmore Rodríguez en el estado Zulia.

 

 

Apoyo incondicional

Esa práctica y amor por la poesía estaba cerca de rendir sus frutos. “Un amigo me dijo que siguiera escribiendo, que lo estaba haciendo muy bien. Esa misma persona mostró mi trabajo y un día me llamó para enseñarme un correo en el que me estaban felicitando por haber quedado como finalista en un concurso literario en Madrid. Uno de mis poemas iba a ser publicado en un libro”.

Ese capítulo la impulsó mucho más y decidió hacer Amor y Distancia, un libro que escribió entre Venezuela y Panamá y que bautizó en diciembre 2017, gracias al apoyo de una imprenta.

El trabajo la ha hecho merecedora de varios premios, entre ellos primera Finalista en el I Concurso de Micro poesía “Junto al mar” España 2017, Finalista del II Concurso Minipoemas Hilvanando Palabras”, España 2017, entre otros.

“Ha sido bien satisfactorio todo el camino y ahora que estoy en otro país, tratando de conocer un poco más su poesía, sus trabajos y su gente, estoy enfocada en mi segundo libro que se llamará: Mis Poemas desde el Istmo”.

Admitió que pudo quedarse en Venezuela, pero el lazo familiar y la situación del país la obligaron a explorar otras latitudes. En Panamá, paralelo a la escritura, se ha desempeñado en áreas desconocidas para ella.

“Estuve al frente de la cantina de una universidad gracias a la oportunidad de un amigo. Ahí apliqué todos los conocimientos gastronómicos que obtuve en mis diferentes viajes por el mundo y la verdad que gustó bastante. Si uno trabaja con amor los resultados son grandiosos”.

La meta próxima, además de su segundo libro y la creación de un espacio literario para los poetas y La Biblioteca en el Aula, es adentrarse en el mundo de la poesía panameña. Conocer más al respecto.

“Hacer contactos. Emigrar es prácticamente comenzar de cero, pero gracias a Dios estoy en un área universal. Aquí soy una perfecta desconocida, pero con trabajo y dedicación se irán abriendo los caminos”.

Comments

comments