Yuri Cortez, fotógrafo salvadoreño de la agencia AFP, ha quedado como protagonista de una de las historias más pintorescas del Mundial de Rusia o al menos del segundo juego de semifinales entre Inglaterra y Croacia.

Tras el gol de Mario Mandzukic, que dio el pase a la final a los croatas, todo el equipo fue a celebrar hacia las tribunas con los fanáticos, pero antes, se tropezaron con los fotógrafos, y de estos, el más afectado fue Cortez, quien sin embargo, y aún arrollado en el piso, jamás dejó de disparar su cámara y logró un ángulo inédito.

Mandzukic le ofreció su mano para ayudarlo a levantar, Rakitic le preguntó si estaba bien y Domagoj Vida le dio un beso en la frente durante la euforia. El resto es historia. El nombre de Yuri Cortez pasó en segundos a ser tendencia mundial en las redes sociales. El miércoles lo comenzó con poco más de 300 seguidores en Instagram (@yuriyurisky) y hoy jueves ya suma más de 13 mil.

En este video los explica todo:

Comments

comments