La decisión tardó, pero llegó. Este miércoles  la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) legítimo en el exilio declaró falta absoluta en la presidencia de Venezuela y declaró la urgencia de llenar el vacío de poder conforme a lo establecido en la Constitución nacional.

La sentencia del TSJ está enmarcada en el proceso de enjuiciamiento por presuntos delitos de corrupción propia y legitimación de capitales contra Nicolás Maduro Moros, iniciado en febrero de 2018 a petición de la fiscal general Luisa Ortega Díaz, quien ahora reside en Colombia luego de que fuese perseguida por el régimen.

 

El máximo tribunal señaló que le corresponde a la Asamblea Nacional (AN) “llenar el vacío constitucional de la presidencia de la República, hasta que se puedan celebrar elecciones presidenciales, previo nombramiento de nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral, depuración y actualización
del Registro Electoral y voto manual”.

 

Comments

comments