El Servicio Nacional de Migración, mediante de su director Javier Carrillo, declaró que se han otorgado al menos 300 visas

 

El 12 de diciembre Rafael Espinoza, venezolano de Puerto La Cruz, cumple siete años desde que llegó a Panamá. Durante últimos cinco su mamá, Gabriela Romero, viajó desde el oriente de Venezuela para pasar con él, su yerna y sus tres nietos, las fiestas decembrinas. 2017, lamentablemente, será la excepción.

Desde el 1 de octubre, a solicitud del presidente Juan Carlos Varela, los venezolanos que deseen ingresar al Istmo deben aportar para su entrada al país una visa estampada de viaje que tiene un costo de 60 dólares (sumando los 10 dólares de trámites consulares)

Otra opción de entrada para los venezolanos a la nación centroamericana es poseer una visa de Estados Unidos, Canadá, Australia o Reino Unido, eso sí, con al menos un ingreso a dichos países. Ninguno es el caso de la señora Romero.

“Cada país tiene el derecho de imponer las sanciones que desee y crea convenientes, eso se respeta. Lo que no entiendo es cómo hacer para sacarle la visa panameña a mi mamá y que pueda seguir pasando las navidades con nosotros. El proceso es prácticamente imposible porque la página de Migración Panamá no da la opción de pedir la cita”, lamentó Espinoza.

¡Sí hay visas!

A finales del mes de noviembre, Javier Carrillo, director del Servicio Nacional de Migración, le dijo a medios nacionales que se “habían aprobados 300 visas a venezolanos” que cumplieron los requisitos para viajar a Panamá.

Esa es la única cifra oficial que se conoce. Hasta el cierre de esta edición, EV Panamá intentó contactar a un vocero oficial del Servicio Nacional de Migración (SNM) pero no se obtuvo ninguna respuesta. La página oficial del organismo tampoco ofrece estadísticas al respecto y en efecto, la opción de “llenar formulario” para optar por la cita, se mantenía inactiva.

El 2 de octubre, Virna Hurtado, jefe de visas autorizadas del Servicio Nacional de SNM, explicó a este rotativo que “el proceso de solicitud de visas se abrió el 19 de septiembre y cerró a finales del mismo mes”. Hurtado agregó que para esa fecha se habían contabilizado un total de “840 solicitudes”.

El SNM, libre en su potestad de habilitar el sistema cuando consideren necesario, hasta la fecha no ha hecho anuncios oficiales de reanudación de la opción “llenar formulario” para que los interesados puedan ingresar al sistema y optar por la acreditación de la visa estampada.

Quieren explicaciones

La zozobra y el malestar general es evidente en la comunidad venezolana que hace vida en Panamá. Para muestra, un post. El 1 de diciembre nuestro equipo web preguntó a través de la cuenta Instagram @elvenezolanop ¿Te ha afectado la visa estampada para compartir con tus seres queridos en esta Navidad?

Los comentarios, más de 160, reflejaron el descontento de una población que pide al menos explicaciones del proceso y respeta las decisiones del Gobierno panameño.

“Es una época hermosa, creo que es la época donde la mayoría de la familia se reúne. En mi caso esperamos con ansias diciembre para traer a mami a Panamá, y ahora más que nunca quería venir. Tengo un bebé de un año y le hacía ilusión pasar la Navidad con él. Es su primer nieto y por más que intenté solicitar la visa fue imposible por la página, está como bloqueada para solicitar la cita”, escribió el usuario @marucaastillo

“Claro que somos muy afectados, con nueve años viviendo en Panamá y haciendo las cosas como debe ser. Lamentablemente mi mamá no podrá estar en la graduación de su nieta”, comentó @adrianabello17

Sin embargo, unos pocos, entre ellos @zereldarp contaron que sí pudieron ingresar al sistema. “Todos los días nos metíamos en la página, con los celulares, en la pc, todos pendientes, hasta que abrió pero sólo por una hora. En nuestro caso fue en octubre y la cita nos la dieron para el 9/11. Afortunadamente nos aprobaron la visa, gracias a Dios, pero fue tedioso el proceso. Un dato es que deben enviar la fotocopia cédula de identidad panameña notariada”, explicó.

 

 

 

Tocar la puerta no es entrar

Carla Seijas, venezolana residente en Panamá, lidera una iniciativa que tiene como principal y único objetivo que las autoridades panameñas otorguen una entrada especial al país a venezolanos de la tercera y edad que no han podido gestionar la visa estampada.

“Somos un grupo que nos preocupa mucho la situación y queremos que nuestros abuelos puedan compartir la navidad con nosotros. Como ha sido imposible ingresar al sistema de Migración, vamos a entregar una carta de reconsideración ante presidencia Panamá, despacho de la primera dama y el director de Migración, Javier Carrillo”, explicó.

Seijas detalló que está asesorada por un abogado-diputado panameño “con cierta injerencia” en el Gobierno. “La carta solo está firmada por seis personas, fue una recomendación del abogado. La haremos llegar a las autoridades y esperamos una pronta respuesta”, sostuvo.

Mientras se espera un fallo o no del gobierno panameño, @pattyvelasquez es una de las venezolanas en Panamá que no podrá compartir con su mamá en navidad.

“Tengo a mi mamá de 82 años. Tengo mi residencia en Panamá, mi casa y trabajo y mi mamá es una señora que tiene todas sus solvencias económicas. Le compré su pasaje, pagué sus impuestos, mandé la carta de invitación, sus referencias bancarias de ella  y no hubo forma de entrar a la página de migración”.

Comments

comments