Ante las ultimas acciones de King Joug-un el mundo ha encendido sus alarmas. El gobierno de Estados Unidos advierte que podría profundizar las sanciones contra Corea del Norte. Venezuela, como aliado, podrían verse arrastrado también por ese conflicto. Ya Yong Jin, embajador norcoreano en Cuba, afirmó en 2014 “que si el gobierno de USA se atreve a involucrarse en un ataque militar a Venezuela, no pensaría dos veces antes de unirse a la lucha contra el imperio”. Este ha sido el tema abordado en Conversaciones con Juan Francisco Contreras, presidente del Colegio de Internacionalistas de Venezuela, profesor de la Universidad Central y Magister en Seguridad y Defensa.

 

En Venezuela existe una de las cinco misiones diplomáticas que el régimen coreano ha establecido en América Latina. ¿Qué implicaciones podrían tener para nuestro país esos lazos con una nación que provoca la ira de gobiernos del mundo?

Esa embajada norcoreana en nuestro país es de reciente data. Eso revela que la administración de Maduro pretende seguir jugando al malo de la película, estableciendo relaciones con países que se han puesto al margen del derecho internacional, que no respeta los derechos humanos y que genera conflictos contra los verdaderos intereses de los venezolanos. A raíz de las últimas actuaciones de los norcoreanos se ha generado un proceso de inestabilidad y conflicto en la región del lejano oriente.

La administración norteamericana ha manifestado que aplicará mayores sanciones a Corea del Norte y eso va a influir en las relaciones que otros países -como el nuestro- mantengan con esa nación. Sanciones de tipo comercial que serán comprometedoras para Venezuela porque se pueden ampliar las ya aplicadas aquí. Estos regímenes totalitarios como el de Maduro y King Jong-un, se cobijan bajo el paraguas de una ideología comunista y lo que no termina de entender Maduro es que lo que mueve al mundo son los intereses económicos y comerciales y no los ideológicos. Lamentablemente, Maduro está anclado en el siglo XIX y principios del XX, basando sus relaciones en lazos ideológicos que le hacen lucir desfasado con los verdaderos intereses de los venezolanos y del resto del mundo. Ni siquiera China o Rusia se mueven por ideologías como lo quieren hacer ver, a ellos también les mueve son los intereses económicos gananciales.

 

Pero también esos países de la orbita comunista lo que quieren y pretenden es mantenerse en el poder eternamente.

Son tiranías y totalitarismos que sin duda tienen afinidad pero te repito, lo que los mueve realmente es la económica. Lo ideológico fue utilizado en el siglo XX donde y unos y otros se apoyaron por simpatías ideológicas, pero en pleno siglo XXI, la realidad dista de eso.

 

Usted es un estudioso de los temas de defensa y seguridad. El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, ha dicho que Venezuela podría convertirse en un riesgo para Estados Unidos ya que conocen de la presencia en nuestro país de cubanos, rusos, iraníes y Hezbollah lo que pone en riesgo la seguridad de los Estados Unidos. ¿Cómo damos correcta lectura a esta declaración?

 

Lo primero es lo que te venía comentando sobre el tema ideológico, porque la administración chavista-madurista ha pretendido mantener ese ítem comunista como una brújula en sus relaciones con el resto del mundo y por ello, el gobierno venezolano considera al norteamericano como un enemigo. Por otra parte, está el tema de el narcotráfico que es fundamental para EE. UU. y hay severos indicios de vinculaciones entre algunos funcionarios venezolanos con esa industria íntimamente relacionado con el lavado de dineros ilícitos provenientes de la comercialización del tráfico de estupefacientes y de la corrupción. Esos tres elementos son de sumo cuidado para la administración norteamericana que atentan contra su seguridad nacional.

 

Las relaciones de nuestro país con Corea del Norte profundizan la visión de que el régimen venezolano es peligroso para la seguridad nacional de USA.

No solo esas relaciones sino también con otras naciones que han expresado tradicionalmente un anti-norteamericanismo como Irán, Siria, Cuba, entre otros. Maduro juega en ese tablero y se aleja de otros países con los cuales habíamos tenido relaciones diplomáticas y comerciales que habían sido de mutuo beneficio.

 

¿Qué papel juega Rusia en todo esto?

Esa nación ha hecho buenos negocios con la administración venezolana de estos 18 años. Ha vendido armamento a nuestro país y se le han dado excelentes condiciones en el área petrolera.

 

¿Cuál es su visión de las recientes sanciones económicas, financieras y comerciales que le ha aplicado la administración norteamericana a Venezuela?

Las primeras sanciones fueron dirigidas a funcionarios específicamente. Las más recientes van dirigidas a los tenedores de bonos y tienen como objetivo parar la fuente de financiamiento del gobierno venezolano que ha endeudado al país a unos niveles jamás imaginados. Venezuela es el país más endeudado per cápita del mundo, producto de la irresponsabilidad de un gobierno que no midió las consecuencias. Rusia y China deben estar muy alertas y preocupados porque ellos tienen importantísimas inversiones en nuestro país y existe la posibilidad que Venezuela caiga en un default, ya que a la administración de Maduro, se le ha puesto muy cuesta arriba la posibilidad de encontrar nuevos financiamientos. No se nos olvide las acciones de CITGO que están en manos de Rusia y ante las nuevas sanciones, pone en riesgo que ese país tomen posesión del 49% de la refinadora.

 

Su opinión sobre la reciente gira del presidente de la Asamblea Nacional por Europa que tiene como objetivo crear mayor solidaridad de gobiernos democráticos de ese continente con la grave crisis política, social y económica por la que atraviesa Venezuela y una eventual salida de la tiranía hacia la democracia.

Cada vez se ve más complicado que los venezolanos podamos resolver la crisis solos. Por supuesto que es un problema nuestro, pero también es cierto que necesitamos apoyo extranjero y en ese sentido creo que es positivo que los jefes de Estado, presidentes y cancilleres de países de Europa reciban a la oposición venezolana y puedan explicar la realidad de lo que aquí ocurre. En Europa resulta muy cuesta arriba poder entender como el país con el mayor potencial de la región, pueda estar en la situación económica tan paupérrima, su población tenga que comer de la basura y carezca de los mas elementales medicamentos. Por otra parte, lo deseable es poder salir de esta situación de manera pacífica y democrática pero el gobierno piensa diametralmente diferente y por eso creo importante la comprensión, solidaridad y apoyo del exterior.

 

Finalmente, ¿usted ve la posibilidad real de una salida hacia la libertad y de ser así, la vislumbra en un corto, mediano o largo plazo?

La situación es insoportable y por ello creo que no será a largo plazo. El cambio se producirá, si duda alguna, porque el fracaso de la administración actual se agudizará y los venezolanos lo que ansiamos es volver a la senda del desarrollo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments