Venezuela mantiene su economía en “terapia intensiva”

El BCV aún mantiene el hermetismo en la divulgación de las cifras. “Ya no resulta relevante explicar que Venezuela está en una de sus peores crisis económicas de la historia. Un 93% de los venezolanos coinciden con esa apreciación”, dijo el analista y economista Luis Vicente León
A menos de tres meses de que culmine el año, la economía venezolana sigue sin dar señales de mejoría. Expertos y economistas coinciden en que la misma se mantiene en “terapia intensiva” y con síntomas de empeorar en 2017.
La situación del país la resume, brevemente, Luis Vicente León, economista y presidente de Datanálisis, a través de su cuenta en twitter. “Me parece que a estas alturas ya no resulta relevante explicar que Venezuela está en una de sus peores crisis económicas de la historia. Un 93% de los venezolanos coinciden con esa apreciación y así lo demuestran los indicadores”.
Actualmente, el Banco Central de Venezuela (BCV) mantiene un total hermetismo en la divulgación de los principales indicadores económicos del país.
Ante la ausencia de cifras oficiales, algunos entes internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), Cepal, Bank of América y otros organismos nacionales, sí se atreven a dar sus proyecciones sobre cómo marcha el desempeño macro-económico del país: inflación en alrededor del 500 %, una contracción del PIB de hasta el 10 %, caída del 27 % en las reservas internacionales, incluso, ingresos por importaciones petroleras (claves para hacer frente a los compromisos internacionales) que apenas superarían los $ 30 mil millones.
Los datos también apuntan que los números no le dan al Gobierno. Este año se perfila un déficit en sus cuentas de unos $ 30 mil 787 millones y por ello se dio a la tarea de llevar al mínimo los gastos por importaciones: $ 15 mil millones, pero aún faltarían más recursos. Ya tienen en la mira retomar la venta de las reservas de oro, explotar al máximo el “arco minero”, solicitar nuevos préstamos a socios claves (China o Rusia) y hasta salir de algunos activos de Pdvsa en el extranjero.
El analista caraqueño y jubilado de la UCV, Carlos Maldonado, asegura que “la economía nacional está en terapia intensiva. Todos los indicadores están en rojo (…) y eso lo siente el venezolano común que acude diariamente al supermercado”.
Maldonado afirma que todo el engranaje financiero del país se sustenta en una sola base: los precios del crudo. “Las finanzas de la nación se sostienen de una principal fuente de ingresos, la venta del petróleo. Hoy, se tiene un precio que apenas promedia en el año los $30 y es deficitario porque el presupuesto se calculó en $40. Por ende, al no tener nuevas fuentes para captar divisas (…) todo el sistema se tambalea. Inflación por la nubes, riesgo de caer en default, bajas importaciones, destrucción de aparato productivo, escasez de dólares”, apuntó.
Desde el oficialismo sus funcionarios insisten en que la precaria situación se debe a dos factores: la llamada “guerra económica” y los ataques financieros de las calificadoras “internacionales”.
El vicepresidente sectorial de Economía, Carlos Faría, aseguró días atrás que existen expectativas favorables para el segundo semestre de este año y el 2017, gracias a las “decisiones medulares que se tomaron en materia económica a principios de año, como el tema cambiario y la revisión de precios”.
A pesar de la incertidumbre, el economista Luis Vicente León ofrece una serie de recomendaciones al Ejecutivo e insiste en que es “urgente” un cambio de “timón” en su política. “Mientras el gobierno se mantenga preso de su modelo de control y hostilidad al sector privado, no hay forma de resolver la crisis económica”, dijo.
Agregó que es necesario “rescatar y resaltar el papel del sector privado como motor fundamental de la economía, abrir y unificar el mercado cambiario, desregular la actividad petrolera para estimular la inversión privada” y, por último, “respetar las reglas comerciales”.
Inflación sigue indetenible
La inflación del país es la más alta del mundo, a pesar de no contar con datos oficiales del Banco Central de Venezuela (BCV).
El propio FMI vaticinó que el país marcará una inflación cercana al 500 %, según cálculos conservadores, pero para el 2017 la cifra superaría el 1.660 %. De cumplirse los pronósticos la nación tendría, por segundo año, el peor desempeño económico del planeta.
“Venezuela tendrá una aceleración de precios de 475,8 %”, dijo el FMI, la cual es casi tres veces el cierre oficial el 2015, cuando fue de 180 %, según el BCV.
PIB negativo y sin margen de crecimiento
Entes internacionales como la Cepal, FMI, Bank of América han advertido que en el segundo semestre Venezuela mantendrá en recesión por tercer año consecutivo. La “contracción” del PIB la calculan entre el 5 % y el 10 % para el cierre del año.
El FMI tampoco agregó buenas noticias. En su último informe destacó que “Venezuela se mantendrá en una profunda recesión y caerá 10% en 2016”.
Mientras que la Cepal proyectó para el país un PIB “negativo” superior al 5 %, principalmente por la caída en el precio internacional del petróleo.
Reservas en descenso y sin freno
Las cifras del BCV indican que entre enero-octubre el montó se ubica en apenas $ 11 mil 865 y marcó un descenso del 27% (unos $ 4 mil 460 millones).
Los números también reflejan que el nivel de las reservas es el más bajo en los últimos 13 años. Incluso, estarían muy lejos del récord de los $ 43 mil 54 millones de diciembre de 2008.
Actualmente, Venezuela tiene reservas por debajo de Bolivia (unos 12 mil 700 millones hasta marzo pasado, según el BCV), lo cual para muchos economistas es “increíble”.

edi322-economiavenezuela2-jpg
Precios del crudo por el suelo
Los precios de la cesta petrolera venezolana también registran este 2016 su peor comportamiento. Los últimos datos del Ministerio para el Petróleo indican que la cesta nacional apenas promedia los $ 33,36, cifra muy por debajo de los $ 88,42 de hace dos años atrás.
A esto se le suman los graves problemas operacionales por los que atraviesa Pdvsa y que han incidido en una caída drástica en su producción, y que se calcula en unos 700 mil barriles en los últimos seis años.
“Estimamos que el precio del crudo promedie este año los 34 dólares por barril y que la producción esté en torno a 2,58 mb/d, lo que configura unos ingresos de 32.018 millones de dólares”, comentó el director de Ecoanalítica y economista, Asdrúbal Oliveros. La cifra estaría muy alejada de los 90.000 millones de dólares de 2008.
La banca cayó por primera vez
La banca nacional vivió un momento estelar en los últimos años al convertirse en la actividad económica con mayor tasa de crecimiento. En la actualidad, en términos reales, los préstamos están cayendo, y tienen a puertas un alza de la morosidad.
“La banca está viendo riesgo de liquidez y de solvencia, por ello presta menos bolívares que antes. En términos reales, si el año pasado prestaba Bs. 100, hoy debería prestar Bs. 450, pero presta Bs. 200 (liquidez real cae)”, explicó, en su cuenta de Twitter, el economista y director de Econométrica, Ángel García Banchs.
En esto coincide el economista Asdrúbal Oliveros. “En 2016 se ha ampliado esta tendencia hasta registrar una contracción interanual de 25,7% durante el primer trimestre de 2016. Este comportamiento obedece a la menor expansión de la liquidez y la escalada de los precios, que han afectado tanto el crecimiento del sector financiero como el consumo de los hogares”.

Comments

comments