Este lunes en la apertura de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual se celebra en la capital norteamericana, los representantes de los países miembros expusieron por qué Venezuela debe ser suspendida de dicha organización y además no se puede reconocer el nuevo período de Maduro como presidente.

Destacó la ponencia de los Estados Unidos, quien a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo, pidió a los demás países respaldar sus palabras con acciones, para enviar un mensaje contundente al régimen venezolano.

El representante de Venezuela Jorge Arreaza, presente en la reunión, manifestó que no les importa si los Estados Unidos no reconoce la figura de Maduro como nuevo presidente electo. Su discurso causó reacciones inmediatas.

Arreaza fue increpado por el canciller chileno, quien manifestó que si la OEA decide este martes calificar de ilegitimo el régimen de Maduro o suspenderlo, Chile pasará a otro nivel y considerará acciones políticas, económicas y diplomáticas.

Así mismo es importante destacar las palabras de inicio que ofreció el Secretario General de la OEA, Luis Almagro al iniciarse la sesión:

A última hora de este lunes, el vicepresidente de los EEUU, Mike Pence, ofreció estas palabras en el marco de la Asamblea General de la OEA:

Para este martes se espera se apruebe una resolución que será crucial para Venezuela.

Comments

comments