Foto: Corina Briceño

La Sociedad de Amigos Panamá- Venezuela, Panaven, preparó una eucaristía especial en la iglesia Nuestra Señora del Carmen, para conmemorar el 5 de julio, Día de la Independencia de Venezuela, y orar por la paz y la libertad del país.

Sobre el altar se colocó el tricolor nacional y un grupo de niños rindió un sentido homenaje a los fallecidos en las protestas en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Cada uno ofrendó una flor blanca.

“Nuestra nación se enluta por tantos jóvenes que han muerto en esta lucha. No queremos una Venezuela de dos grupos, queremos una Venezuela unida”, dijo el sacerdote venezolano Fran Altuve, durante la homilía.

Felipe Pereira, miembro de Panaven, también aprovechó la ocasión para ofrecer un discurso a los asistentes. “Estamos de luto no solo por las personas que han muerto por reclamar sus derechos, sino también porque perdimos la libertad hace casi dos décadas. En este periodo son muchos los presos políticos, no tenemos instituciones libres y el gobierno ha entregado nuestra soberanía a Cuba, por eso hoy el pueblo protesta”.

 

Comments

comments