Juan Carlos Varela, presidente de Panamá. Foto: EFE/Archivo

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo que el gabinete Ejecutivo analizaría este martes la presentación de querellas contra Odebrecht por el caso de los sobornos y la situación financiera del proyecto de la línea 2 del Metro, a cargo de la constructora brasileña y la española FCC.

“El gabinete va a debatir el tema de querellar las obras o el período que está siendo cuestionado por el pago de sobornos”, dijo el mandatario a periodistas.

El procurador de la Administración, Rigoberto González, pidió recientemente a través de una carta a los ministros de Obras Públicas, Ramón Arosemena; de Vivienda, Ramón Etchelucu, y al presidente de la Sociedad Metro de Panamá, Roberto Roy, que se constituyan en parte querellante en las investigaciones del Ministerio Público por el tema de los sobornos de Odebrecht.

“También se va a debatir el tema de la querella que los ministros van a presentar”, añadió el mandatario panameño este lunes.

En la reunión ordinaria del gabinete de Gobierno también “recibiremos un informe del ministro de Economía y Finanzas y del secretario de Metas sobre” la situación del proyecto de construcción de la línea 2 del Metro de la capital panameña, dijo Varela.

Así respondió el mandatario al ser preguntado por periodistas sobre informaciones de prensa que hablan de supuestas dificultades para reestructurar financieramente el proyecto.

Según fuentes periodísticas, el consorcio conformado por Odebrecht y FCC está abocado a una reestructuración de la financiación del proyecto de la línea 2 del Metro luego de que Citigroup se retirara meses atrás.

“Ese es un tema que podríamos ver este martes en el gabinete. Yo he sido claro que tenemos que proteger las obras y los empleos en el país”, dijo el presidente.
Odebrecth y FCC, que construyeron la línea 1 del Metro panameño, operativo desde abril de 2014, se adjudicaron el proyecto de la línea 2 por 1.857 millones de dólares.

Al cierre de noviembre pasado las obras registraban un avance del 26 %, informó la Secretaría del Metro de Panamá.

Odebrecht está envuelta en un escándalo por el pago de sobornos en 12 países que suman 788 millones de dólares, de los cuales 59 millones se desembolsaron en Panamá entre 2009 y 2014, cuando gobernó Ricardo Martinelli, según el Departamento de Justicia de EE.UU.

“Yo quiero dejar bien claro, del 1 de julio de 2014”, cuando Varela asumió el Gobierno para un período de 5 años, “a hoy, en ninguna investigación, en ningún caso ni en ningún lugar existe un cuestionamiento de las obras de este Gobierno”, afirmó el presidente.

El pasado 28 de diciembre Odebrecht Panamá aseveró en una declaración pública que “junto a sus 8.000 colaboradores ratifica el funcionamiento normal de sus operaciones en el país para el cumplimiento en tiempo y forma de todos los proyectos en ejecución”.

Además de la línea 2 del Metro de Panamá, Odebrecht construye la ampliación del principal aeropuerto del país, Tocumen, por cerca de 800 millones de dólares, y la renovación de la ciudad de Colón, por 537 millones de dólares, entre otros proyectos.

La constructora se comprometió el pasado 12 de enero a pagar a Panamá “los primeros 59 millones de dólares” en concepto de fondo de garantía mientras es investigada en el país.

El Gobierno de Varela vetó en diciembre pasado la participación de Odebrecht en nuevas licitaciones hasta que la empresa resarza al Estado y colabore con las investigaciones judiciales en el país, pero distintas organizaciones sociales están pidiendo emprender más acciones y revelar los nombres de los supuestos sobornados.

La multinacional brasileña alcanzó ya un acuerdo judicial con los Gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza para pagar multas que suman unos 2.047 millones de dólares.

Comments

comments