Según Unicef, al menos 15 niños, entre 14 y 17 años, han resultado heridos durante las protestas callejeras reportadas el martes en Venezuela.

La directora ejecutiva del fondo de Naciones Unidas, Henrietta Fore, dijo que “las protestas callejeras potencialmente violentas en Venezuela están exponiendo a los niños y jóvenes a lesiones y daños” e instó a las personas involucradas en el tema a tomar la medidas necesarias para proteger a los menores de cualquier tipo de violencia.

El trabajo de Unicef en el país latinoamericano ha estado enfocado en satisfacer las necesidades básicas de niños y familias. Hasta ahora, dice el Fondo, se han proporcionado vacunas, tratamiento antipalúdico, kits de partería y suplementos de vitaminas y minerales.

Incluso, se han adecuado espacios exclusivos para niños en Caracas, Zulia y otros lugares en Venezuela.

“Unicef se hace eco del llamado del Secretario General de las Naciones Unidas para que todas las partes ejerzan la máxima moderación. Los niños y jóvenes en Venezuela deben poder disfrutar de sus derechos a la salud, la educación, la protección y la participación de manera segura y en todo momento”, dice el comunicado.

Comments

comments