Antonella Ruggiero y Edy Costero asesoran proyectos gastronómicos y generan experiencias culinarias únicas para sus clientes. Foto: Platunique

Los periodistas especializados en gastronomía Antonella Ruggiero y Edy Costero dejaron su huella en la cuarta temporada del reality show, en su versión española

Que una empresa sea pequeña no quiere decir que no pueda asumir grandes retos. Tal es el caso de Platunique, el emprendimiento gastronómico fundado por la venezolana Antonella Ruggiero y el español Edy Costero, ambos asentados en Madrid.

Platunique fue elegida por la cadena de supermercados Lidl en España para encargarse de la búsqueda y el traslado de productos y alimentos que utilizaron los participantes del reality show Top Chef, en su versión española.

“Fue un gran logro para nosotros participar en la producción y logística del programa de cocina más importante de la televisión. Fueron meses de estrés y noches sin dormir pero el trabajo resultó espectacular y recibimos una carta de recomendación de parte de Antena 3 Tv”, cuenta Ruggiero vía telefónica. La empresa fue una idea conjunta entre la periodista y su socio y amigo Edy Costero. Entre sus objetivos está asesorar proyectos gastronómicos y crear actividades y experiencias culinarias únicas para sus clientes.

La labor de logística fue ardua y consistió en la búsqueda de productos provenientes del interior de España e incluso de otros países. “Tuvimos la tarea de conseguir alimentos que ya estaban fuera de temporada o que no forman parte de nuestra cultura, como el caso de los productos árabes, musulmanes y cristianos que nos llevó a los alrededores de la mezquita de Madrid”, agregó Ruggiero.

Para Costero la experiencia fue muy enriquecedora porque le permitió conocer el sector de alimentos y empaparse de los productos que existen en el mercado.

Comments

comments