La reconocida organización no gubernamental, que se encarga de denunciar el deterioro y los ataques de la libertad de expresión en Venezuela, publicó recientemente un estudio temático de más de 100 páginas llamado: Migración y Refugio 2020, en el que se trató la situación de los migrantes venezolanos y sus consecuencias en el país.

El detallado informe contó, además, con la participación del Observatorio de Juventudes Venezuela y el Observatorio de la Diáspora Venezolana y datos y cifras facilitadas por ACNUR.

“El mismo aborda dos aspectos principales con los cuales se busca comprender el inédito y más grande flujo migratorio de Latinoamérica y su efecto sobre la juventud venezolana”, resumió Un Mundo Sin Mordaza.

El estudio fue diseñado con los resultados de dos encuestas aplicadas para recolectar información de primera mano. En la primera, titulada: Migración, Refugio y Democracia, participaron vía electrónica 1179 personas y el objetivo era conocer las razones de salida de los migrantes y cómo eran sus circunstancias actuales en los países de destino.

Datos

Este primer muestreo dejó cifras muy interesantes. El 49.6 % de los entrevistados posee estudios superiores, no obstante el 48.8 % se mantiene laborando en un área distinta a la que estudió y consiguió un título.

“El 70,8% de la población encuestada alegó haber salido del país por razones meramente socioeconómicas, lo que está estrechamente relacionado con la declaración de Emergencia Humanitaria Compleja, el declive de servicios públicos y demás hechos explicados en el informe sobre el contexto venezolano”, explica el informe en su página siete de 125.

Otro dato relevante, es que el 51.7 % de los encuestados contestaron sí cuando se les preguntó sobre un posible regreso a Venezuela en el caso de una transición democrática, todo esto a pesar de la realidad que vive el país.

Futuro

La segunda encuesta, denominada Percepción de los Jóvenes Sobre La Migración en Venezuela, refleja la opinión de 1367 participantes (jóvenes entre 19-29 años de edad) en 24 estados de Venezuela.

¿El resultado? 69 % de esos jóvenes se ha planteado dejar el país y la razón principal para el 91 % es la inestabilidad económica que atraviesa Venezuela.

“Casi la mitad de los jóvenes encuestados considera que, a nivel general, todavía hay oportunidades en Venezuela en este momento, por ejemplo, la posibilidad de emprender, cursar algún tipo de estudios, generar alguna iniciativa, trabajar en alguna empresa u organización, entre otros. Apenas 1 de cada 10 jóvenes cree que no existen oportunidades”, culminó el informe.

MÓDULOS

¡A tomar en cuenta!

Algunas de las recomendaciones que dejó el estudio

  • Promover un marco jurídico respetuoso de los derechos humanos en el contexto migratorio. Esto principalmente por medio de la adopción de la definición ampliada de refugiado que permite un mayor margen para la interpretación del refugio.
  • Promover a la diáspora como un activo de cara la reconstrucción del país, ya que son una fuente muy grande de potencial inversión, apoyo académico, asesoría en políticas públicas, transferencia de tecnología, etc.
  • Entendiendo la situación que vive Venezuela en este momento y debido a la migración generada, se les recomienda a los países de acogida a aprovechar este recurso humano tan importante, por los impactos positivos que puede generar en sus localidades.
  • Promover desde los organismos multilaterales regionales y mundiales competentes en la materia de migración y refugio, la coordinación y cooperación de los Estados, especialmente durante el proceso migratorio para facilitar el viaje, reducir la migración irregular, así como la trata de personas

La migración genera un impacto positivo

El informe detalla que las migraciones contribuyen con el desarrollo de los países y Venezuela es una muestra.

“Contrario a lo que suele ser un pensamiento bastante común los inmigrantes que llegan a un país no quitan trabajos. Al contrario, estas personas suelen adquirir los trabajos de más baja cualificación que los nacionales de país de acogida suelen rechazar, por ejemplo, la agricultura, construcción o limpieza”, explica el informe de Un Mundo Sin Mordaza.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments