Foto: AP/Vía El País.

De verdad que hay algo en nuestro país que nos mantiene con los riñones en guerrilla, cada vez que nos ponemos a leer noticias que vienen de por allá. Es como -para los que vivimos en EE.UU.- ver qué locura hizo Trump durante el día, en el noticiero de las 11:00 pm. Esto se ha convertido en una competencia de locos, que nos hace cambiar canales de un lugar a otro hasta que se nos duermen los dedos en el control remoto.

Hoy nos vamos a dedicar a hablar -y a enterar a todos los que aún no conocen el video del famoso trío-  primero de esta noticia en sí, y después de lo que sigue en el título de esta página.

Comienzo: estando en pleno sueño americano (día lunes en el tráfico del Doral, empezando la semana) llego a la oficina de un gran amigo, y me encuentro con un grupo de venezolanos que lo primero que me dice “¿supiste lo del video del trío porno?” Obviamente ahí mismo se me quitó el sueño y se me activó el “chismómetro”: ¿Quiénes? ¿Dónde? ¿Cuándo?

Por supuesto, no voy a comentar ninguna de las tres respuestas (oh, qué desilusión para ustedes) Pero sí, que eso ha sido el comentario más grande que ha tenido nuestro país durante la semana pasada. No el hambre, no la desnutrición, no la inseguridad. Nada de esas minucias. Todo el mundo estaba pendiente de ver el fulano video y hacer memes al respecto.

No sé si será justamente por esas tres cosas que la gente se vuelve tan idiota y maluca, reseñando a los tres protagonistas del famoso video, como si ellos hubiesen matado a todos los niños que mueren diariamente en Venezuela por falta de alimentos y medicinas. Anteriormente fue el guajolote que nos fue a representar como esquiador a Finlandia. Los resbalones y carajazos que se dio este muchacho en una cosa que él jamás había visto y que se llama “nieve” fueron el objeto de chistes y memes por todos lados. Con este señorito pasó a segundo o tercer plano la situación que vive nuestra gente comiendo de la basura. Y por si esto fuera poco (y por si no lo saben) el niño ha sido contratado por una empresa de publicidad por su osadía. O sea: Si usted está perdiendo tiempo y dinero para que su hijo estudie, piense en algo en donde pueda hacer de mamarracho, y en semanas -y sin gasto para usted- tendrá un hijo famoso y con billete. El mundo al revés.

Y hablando de mamarrachos, llegamos al último show (hasta el momento de escribir esta página) de dos ídem, que no se dedicaron a ser diplomáticos, sino que muy por el contrario, pareciera que les pagan más cuanto más resbalones se den y cuanto más críticas levanten.

Me refiero a los dos “representantes” de nuestro gentilicio en la OEA, quienes fueron amonestados varias veces por los demás miembros de la organización por su lenguaje y su forma de dirigirse a los otros allí presentes. Yo he llegado a la conclusión (humildemente)de que todos los enviados -al saber que su jefe los está viendo- se dedican a ser los más soeces posible, para luego ser felicitados y recompensados. Como ejemplo fehaciente, está la calificación que diera el vice a Delsy, quien dijo que el discurso de la señora ante la OEA fue “histórico”. Y me imagino que sí. No creo que nadie se haya expresado así en ninguna convención diplomática.

En fin. Sin lugar a dudas somos el boca-boca de todos los países. Algunos de ellos, se burlan de nuestros representantes y otros nos ven con pena. En ninguno de los casos, es para sentirse bien.

Para decirles la verdad, era mejor cuando a uno le preguntaban de dónde era y al decir Venezuela, la persona en cuestión decía “¡Oh!el país de las Miss Universo” o simplemente -por ignorante- la persona preguntaba ¿dónde queda eso?

Ahora todo el mundo sabe que nuestros niños mueren de hambre y los que no, son recibidos en cajas de cartón en vez de cunas, que el país más rico de Suramérica tiene a su gente comiendo basura y que nuestros representantes son más basuras todavía… ¿Lo del trío sexual? Ah, eso es común hasta en Suecia.

Cariños y hasta la próxima.

Comments

comments