Andreina Delgado

adelgado@elvenezolanonews.com.pa

Emigrar para los niños puede ser un proceso difícil y traumático, sin embargo esta decisión que toman los padres, también les puede abrir nuevas posibilidades que impactarán su futuro positivamente, como es el caso de José Alonso  Suárez, un niño gimnasta venezolano en el Istmo que agradece a Panamá por permitir hacer realidad su nueva pasión.

José Alonso tiene 12 años  y  sueña con ir a las Olimpiadas, su pasión por la gimnasia la descubrió en Panamá, ha podido competir a nivel nacional de internacional, obteniendo resultados  positivos desde su primera competencia cuando resulró merecedor de una medalla de plata en la categoría Trampolín en Colombia.

Este niño sin duda es un Valiente Sin Fronteras porque aunque su inicio en Panamá no fue fácil,  debido a que no había grupo de entrenamiento para varones, comenzó su entrenamiento en varias academias. Gracias a su constancia han abierto en Panamá categorías para varones gimnastas.

Motivado por él mismo, decide participar en todas sus competencias con un uniforme color vino tinto para identificarse con la selección nacional venezolana, “le pidí a mis padres que mandarán a hacer los trajes de ese color ya que mi corazón es Vinotinto,  aunque no se cuál país  representaré en el futuro”, concluyó el pequeño gimnasta.

Comments

comments