El texto del TSJ indica que Edgar Zambrano, de 63 años, fue llevado preventivamente a la cárcel por la comisión flagrante de los delitos de traición a la patria, conspiración, rebelión civil, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y al odio.

El Tribunal Supremo de Justicia que responde al presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, informó el viernes que el vicepresidente del parlamento venezolano, el opositor Edgar Zambrano, fue enviado a prisión preventiva por su participación en una fallida sublevación militar y recluido en una cárcel en Caracas.

El texto, divulgado en Facebook, indica que Zambrano fue llevado preventivamente a la cárcel por la comisión “flagrante de los delitos de traición a la patria, conspiración, rebelión civil, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada, previstos y sancionados en el Código Penal”.

Zambrano fue uno de los siete parlamentarios a los que el Tribunal Supremo de Justicia retiró la inmunidad por los delitos citados. Está preso desde el miércoles.

El comunicado dice que también fueron privados de libertad los ciudadanos Rosario Pedro, Abrahan Rodríguez, Martín Hernández y Martín Peña, por la presunta comisión del delito de obstrucción a la justicia.

A Zambrano lo acusan por participar de la fallida sublevación que involucró a militares contra Maduro, el pasado 30 de abril. El texto del TSJ alude “al desacato de la Asamblea Nacional”, de mayoría opositora y que lidera el también presidente interino Juan Guaidó.

El texto dice que será enjuiciado “por tribunales ordinarios”.

“El Juzgado Especial Segundo de Primera Instancia en Función de Control, con competencia en casos vinculados al terrorismo, también acordó que la investigación continúe por procedimiento ordinario y designó como centro de privación judicial a la sede de la Policía Militar, ubicada en Fuerte Tiuna”, concluye el comunicado de TSJ.

Estados Unidos y más de 50 naciones están del lado del presidente encargado Juan Guaidó, quien el pasado 30 de abril lideró una acción que buscó sin éxito poner fin al gobierno de Maduro con la ayuda de militares que se separaron de las filas maduristas.​

El Grupo de Lima, gobiernos de la región y Estados Unidos han criticado la medida del gobierno de Maduro, que desconocen, y han pedido la liberación de Zambrano.

El Departamento de Estado dijo en un comunicado el jueves, que la detención de Zambrano “debe servir como un llamamiento a la región y al mundo de que la dictadura no está interesada en soluciones constitucionales a los problemas del pueblo venezolano”.

Por su parte, el vocero de las Naciones Unidas (ONU) Farhan Haq indicó en la rueda de prensa diaria de este viernes que, refiriendose a Zambrano, “el secretario general (Antonio Guterres) está preocupado por la detención de otro legislador opositor por las autoridades Venezuela”.

Apuntó que el secretario cree que estos arresto socavan “los esfuerzos para buscar una solución pacífica y negociada a la profundización de la crisis en Venezuela”.

Hizo un llamado a las autoridades a defender los derechos de todos los líderes políticos detenidos y permitirles el acceso a sus colegas y familiares para verificas las condiciones de su detención.

Haq explicó que Guterres “reitera su llamado para que todos los actores tomen medidas inmediatas para disminuir la tensión y abstengan de cualquier acción que conduzca a una mayor escalada”.

Comments

comments