Luego de tres semanas en duda sobre si se iba a celebrar o no un nuevo debate entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden, todo indica que volverán a verse las caras jueves, en Nashville (Tennessee), con nuevas reglas y micrófonos silenciados a ratos, para evitar el caos.

Nashville, está lista para acoger el segundo y último debate entre ambos candidatos, que en realidad tendría que haber sido el tercero, en la Universidad de Belmont entre las 20.00 y las 21.30 hora local del jueves (01.00 y 02.30 hora GMT del viernes).

Las principales arterias de la ciudad están empapeladas con carteles anunciando el debate; y la organización lleva sometiendo a tests de covid-19 desde el fin de semana a los periodistas y voluntarios que han ido llegando estos días.

La Comisión de los Debates Presidenciales, órgano organizador no partidista, detalló que el debate estará dividido en seis bloques de quince minutos y se comenzará con una disertación ininterrumpida de los aspirantes que dispondrán de dos minutos cada uno.

Será justo en esos dos minutos iniciales cuando el micrófono del candidato que no esté hablando estará silenciado para garantizar que uno no interrumpa al otro.

En el tiempo restante de cada uno de los segmentos ambos micrófonos estarán abiertos, aunque la Comisión afirmó que “su esperanza es que los candidatos sean respetuosos con el tiempo del otro”.

Con información de EFE

Comments

comments