En medio de un ambiente cada vez más nacionalista con tendencias proteccionistas y contra la globalización, se inicia el jueves la 14 cumbre del G20, que reúne en Osaka, Japón, a los líderes de las 20 economías más importantes del planeta.

El presidente de China, Xi Jinping, y otros líderes mundiales como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegaron el jueves a Osaka, para asistir a la cumbre que culminará el sábado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó también este jueves a Osaka, donde se espera que se reúna con Xi el sábado, cuando concluyan las reuniones del G20.

Como parte de su agenda, asistió a una cena con el primer ministro de Australia, Scott Morrison.

También está previsto un encuentro de Xi con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, para buscar un gran avance luego de años de tensiones por disputas territoriales.

Organizaciones internacionales y expertos esperan que la reunión consiga enviar un mensaje claro en contra de estas tendencias, cuyas consecuencias han tenido en vilo, por ejemplo, a los mercados globales.

“Lo que necesitamos es confianza y espero que la próxima reunión del G20 en Osaka envíe una señal de confianza a los mercados internacionales”, dijo Arancha González, directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional.

González explicó que dicha señal de confianza deberá llegar a partir “de un compromiso para reducir las tensiones comerciales, de un compromiso de regresar a la mesa de negociaciones, de nuestro compromiso de resolver las diferencias en el área del comercio internacional y más allá a través del diálogo y la cooperación, en lugar de a través del unilateralismo”.

Comments

comments