El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo conversaciones con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el marco de la cumbre de la OTAN en Bruselas el miércoles, horas después de que criticara enérgicamente la política alemana sobre gasto en defensa e importaciones de gas desde Rusia.

El tono de sus comentarios cuando se dirigieron a los reporteros después parecía formal, después de que Trump dijo que la dependencia de Alemania de la energía rusa lo dejaba “bajo control” de Moscú y Merkel después se refirió a su juventud en la Alemania Oriental dirigida por los soviéticos para insistir que Berlín era ahora totalmente soberano.

“Estamos teniendo una gran reunión. Estamos discutiendo el gasto militar… hablando sobre el comercio “, dijo Trump a los reporteros que pudieron entrar a la sala de reuniones.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Donald Turmp, se reunieron al margen de la cumbre de la OTAN en Bruselas el miércoles, 11 de julio de 2018.
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Donald Turmp, se reunieron al margen de la cumbre de la OTAN en Bruselas el miércoles, 11 de julio de 2018.

Trump arremetió enérgicamente contra Alemania, al comienzo de la cumbre anual de la OTAN en Bruselas, debido a su apoyo al acuerdo del gasoducto del Mar Báltico con Rusia, acusando a Alemania de ser un “cautivo” de Rusia.

Durante una acalorada reunión de desayuno con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el miércoles, Trump dijo que Alemania paga miles de millones de dólares a Rusia y que “tenemos que defenderlos contra Rusia”.

Trump también dijo que era “muy inapropiado” que Estados Unidos estuviese pagando mucho más para defender a Europa que otros miembros de la OTAN, repitiendo una constante queja planteada en los últimos días tanto en comentarios orales como en Twitter. Trump ha exigido que los miembros de la OTAN contribuyan más dinero a la alianza de defensa que ha sido la pieza clave de la cooperación militar de Occidente después de la Segunda Guerra Mundial.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, se reunieron al margen de la cumbre de OTAN en Bruselas el miércoles, 11 de julio de 2018.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, se reunieron al margen de la cumbre de OTAN en Bruselas el miércoles, 11 de julio de 2018.

Stoltenberg rechazó los comentarios de Trump y destacó que los miembros de la OTAN han podido trabajar juntos a pesar de sus diferencias.

El dramático intercambio marcó el tono de lo que ya se esperaba fuera un tenso día de reuniones con los líderes de la alianza militar.

Se anticipa que Trump continúe enfrentando a los aliados de la OTAN sobre sus gastos militares durante la reunión cumbre, que se realiza en medio de las tensas relaciones entre el presidente estadounidense y los aliados tradicionales más cercanos de Estados Unidos.

A su llegada a la cumbre de la OTAN en Bruselas, la canciller alemana, Angela Merkel, defendió la independencia de su país y recordó que ella se crió en la Alemania comunista.

Sin mencionar directamente al mandatario estadounidense, dijo a reporteros: “Yo misma he vivido una parte de Alemania controlada por la Unión Soviética y estoy muy feliz de que hoy todos estemos unidos en libertad como la República Federal de Alemania y que podamos decir que podemos determinar nuestras propias políticas y tomar nuestras propias decisiones, esto es muy bueno”.

Comments

comments