El presidente estadounidense Donald Trump expresó este lunes su satisfacción por la renuncia de Evo Morales de la presidencia de Bolivia y aseguró que se trataba de “una fuerte señal” para gobiernos como los de Venezuela y Nicaragua.

A través de un comunicado, el mandatario estadounidense indicó que este es “un momento significativo para la democracia en el hemisferio occidental” pues asegura que la salida de Morales logra “preserva la democracia y allana el camino para que el pueblo boliviano escuche sus voces”.

“EE.UU. aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad y al ejército boliviano por acatar su juramento de proteger no solo a una persona, sino a la constitución de Bolivia”, indicó.

Indicó que la situación boliviana envía “una fuerte señal a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán”.

“Estamos un paso más cerca de un hemisferio occidental completamente democrático, próspero y libre”, expresó Trump en el texto.

Esta reacción de Trump llega un día después de que Evo Morales renunciara a su cargo después de 20 días de presión social y la falta de apoyo de los militares.

En la cuenta de Twitter en español del Departamento de Estado, el gobierno estadounidense también llamó a la calma y a apoyar al pueblo boliviano y a las instituciones constitucionales civiles.

Comments

comments