El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el domingo a los iraquíes que impondría sanciones si expulsa a sus tropas en venganza por el ataque aéreo que mató al general iraní Qassem Soleimani en Bagdad.

Además dijo que los sitios culturales de Irán son un blanco legal para su ejército, rechazando las preocupaciones dentro de su propio gobierno de que atacarlos podría constituir un crimen de guerra según el derecho internacional.

“A ellos se les permite matar a nuestra gente. Se les permite torturar y mutilar a nuestra gente. Se les permite emplear bombas camineras y volar a nuestra gente. ¿Y nosotros no estamos autorizados a tocar sus lugares culturales?. Eso no funciona así”, dijo Trump el domingo a reporteros en el vuelo de vuelta a Washington tras sus vacaciones en Florida.

“Les aplicaremos sanciones que no han visto nunca antes. Harán que las sanciones iraníes parezcan débiles”, explicó Trump. “Si hay alguna hostilidad, si hacen algo que creamos que es inapropiado, vamos a imponer sanciones a Irak, sanciones muy grandes a Irak”, afirmó.

La advertencia de Trump llega en momentos de creciente tensión en Oriente Medio, después de la muerte del jefe de la Fuerza Quds, un grupo de élite iraní. Irán ha dicho que tomará represalias y el parlamento iraquí votó el domingo a favor de expulsar a las tropas estadounidenses de Irak.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo que el ejército estadounidense podría atacar a más líderes iraníes si la República Islámica toma represalias.

Pompeo, sin embargo, esquivó las preguntas sobre la amenaza de Trump de atacar sitios culturales, una acción militar que sería ilegal según las leyes de conflictos armados y la Carta de Naciones Unidas. No obstante, dijo que cualquier ataque militar estadounidense en territorio iraní sería legal.

Comments

comments