El presidente Donald Trump aseguró este miércoles que su ex asesor de seguridad nacional John Bolton estaba “fuera de lugar” con respecto a la crisis en Venezuela, uno de los temas en los que estaba en desacuerdo con él.

Hablando un día después de que se conoció la salida de Bolton, Trump comentó a reporteros en la Casa Blanca que: “No estaba de acuerdo con John Bolton en su actitud hacia Venezuela. Creía que estaba fuera de lugar”.

Al ser cuestionado sobre si la política hacia la nación sudamericana podría cambiar, el mandatario indicó que EE.UU. tiene “una política sobre Venezuela, que es firme”.

“Estamos tratando de ayudar a las personas de una forma humanitaria”, indicó Trump, refiriéndose a la crisis política, económica y social que vive la nación sudamericana.

Sin embargo, reconoció que quizás esa no sea la mejor estrategia para derrocar a un “terrible régimen”. Agregó que están trabajando con aliados como Colombia en el tema venezolano.

El presidente no quiso responder sobre si se reuniría con el presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la próxima semana. Se espera que Maduro hable el 26 de septiembre en la Asamblea, en Nueva York.

Otro ejemplo que Trump puso de sus desacuerdos con Bolton fue cuando comparó el esfuerzo por desnuclearizar Corea del Norte con el “modelo de Libia”, comentario que enojó al líder de la nación, Kim Jong Un.

Trump aseguró que estaría considerando a cinco personas “altamente calificadas” para el puesto y ratificó que nombrará al remplazo de Bolton la próxima semana.

El martes, Trump sorprendió con un tuit anunciando que había despedido a Bolton, pero el ex asesor respondió con su propia publicación asegurando que había ofrecido la renuncia y que el presidente le había respondido que lo discutirían luego.

A un día de su salida de la Casa Blanca, tres personas que trabajaban con Bolton; su portavoz, directora de comunicaciones y planificadora, decidieron renunciar. El trío, que trabajó por años con el ex asesor, informó su decisión en un comunicado.

“Le deseo lo mejor a John. En realidad, nos llevamos muy bien”, aseguró Trump. El presidente relató que el lunes en la noche, Bolton fue a hablar con él en la Casa Blanca y le comentó sobre los desacuerdos que tenía con él y otros miembros en la administración y le pidió que entregara la renuncia.

Algunos expertos en Washington indicaron a La Voz de América que la salida de Bolton es una “buena noticia” para la opción de una salida pacífica de la crisis en Venezuela.

Otros internacionalistas en Caracas, concuerdan con Trump al asegurar que el tema venezolano se ha convertido en una “política” en EE.UU. y que no solo dependía de Bolton, pues hay más actores involucrados.

Comments

comments