El diputado de la Unidad Democrática, por el estado Miranda, Gilber Caro, se reincorporó este martes a la Asamblea Nacional, luego de ser excarcelado este fin de semana tras 17 meses de prisión, tiempo en el cual su audiencia fue diferida por más de 10 meses y le fue negada la atención médica requerida por su delicado estado de salud.

“Me incorporo porque no he perdido mi investidura, siempre permanecí como diputado electo y me debo al pueblo y al que me necesite”, señaló el dirigente político quien comentó que por más de año y medio estuvo aislado, pasando hambre y sed al igual que lo pasa el pueblo en la calle.

Aseveró que venía a trabajar por Venezuela, sin descartar la posibilidad de reunirse con el gobierno, de ser necesario y dependiendo del desarrollo de los acontecimientos, para lograr la liberación de los restantes 403 civiles y militares privados de libertad, como presos políticos.

Señaló la necesidad de ser prudentes y respetuosos con este tema, “porque necesitamos que los que aun están detenidos sean puestos en libertad. Hay un compromiso y una palabra que, hasta ahora, se está cumpliendo”.

El parlamentario hizo un reconocimiento a los que han perdido su vida en la lucha por recuperar la democracia en Venezuela. “Yo gracias a Dios estoy libre y vivo, pero pienso en que mi encarcelamiento fue el sacrificio de los que no se han ido, ni se quieren ir de Venezuela”, expresó.

Finalmente comentó que el año que permaneció aislado dejo secuelas en su salud, de allí que fuese trasladado a una clínica de Caracas, donde está siendo tratado.

Comments

comments