Cúcuta. ¿Tanto esperar para esto? Se preguntó Alexis Márquez, un venezolano que se unió al grupo de más de tres mil personas que pretendía acompañar a la comitiva para ingresar la ayuda humanitaria desde Colombia a Venezuela en el puente binacional Las Tienditas.

Márquez, al igual que cientos de personas, esperaban un desenlace diferente este sábado. “Ya estamos cansados. No queremos que los gobernantes sigan hablando y ya, es hora de actuar”, sostuvo el maracayero de 28 años de edad, dos de ellos viviendo en Colombia.

Las expectativas eran muy altas. Juan Guaidó había dicho que la ayuda humanitaria entraba el país sí o sí. Pues, no todo le salió como esperaba el presidente encargado. Al menos ese fue el sentimiento generalizado.

¿Fue una estrategia para provocar al régimen (que al final mordió el anzuelo) y luego justificar una intervención extranjera o por el contrario fue un considerable golpe político?

Comments

comments