Además de haber aplazado la lectura de la sentencia de los sobrinos de la pareja presidencial venezolana Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, la defensa consiguió que el juez Paul Crotty realizara una audiencia oral que busca eliminar los argumentos presentados por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York y la Oficina de Libertad Condicional (OLC) en los Informes Previos a la Sentencia (PSR) donde se solicita cadena perpetua para los dos convictos por tráfico de droga.

El 21 de septiembre, el juez aprobó la solicitud de la defensa y ordenó realizar una audiencia oral de argumentos prevista para el 3 de octubre de 2017. A esa cita acuden los acusados junto a sus abogados y los fiscales quienes expondrán cada uno de los alegatos señalados en los informes PSR presentados por el gobierno y la Oficina de probatoria.

El objetivo de esta nueva audiencia que retrasa la lectura de la sentencia, es ganar tiempo para ubicar nuevas herramientas que permitan cambiar la percepción del juez y tratar de aminorar las condenas, dijo Carlos Pérez abogado y experto en el tema.

 

Venezuela al Día indica que por lo general, cuando existe la certeza que las condenas pueden ser extremadamente severas, la defensa buscar interponer recursos de esta naturaleza para exponer frente al juez los alegatos contrarios usados por la parte acusadora, y así poner en evidencia cualquier exceso o mala interpretación de la regla.

Archivo

Según los procedimientos judiciales, durante la audiencia oral que se realizará en octubre, los abogados de Campo Flores y Flores de Freitas explicarán las razones legales por las cuales deben ser rechazados los alegatos usados por la fiscalía para pedir la cadena perpetua para los dos acusados.

Los argumentos orales son acompañados por escritos que explican la base de la jurisprudencia en la disputa legal. Por lo general funciona como una especie de torneo donde cada parte se turna para hablar directamente al juez por una cantidad igual de tiempo que asigna la corte. La defensa puede refutar los argumentos presentados por la fiscalía y viceversa y luego el juez decide si los toma en cuenta o no a la hora de calcular la sentencia.

 

El abogado Pérez aclara que en ese tipo de audiencias, la defensa no suele salirse con la suya por el hecho de hacer discursos o leer sus argumentos sino por su capacidad de demostrar que los acusados no poseen las características señaladas por la fiscalía o no cometieron el crimen por el cual van a ser condenados en los términos descritos por el gobierno.

Los argumentos orales no siempre se consideran una parte esencial del debido proceso, ya que los escritos también dan a las partes la oportunidad de ser escuchados por el tribunal.

Comments

comments