El régimen de Maduro desconoció y persiguió a los magistrados que fueron electos legalmente por la Asamblea Nacional venezolana obligándolos así a trabajar desde el exilio donde le cuentan al mundo lo que se vive bajo la dictadura roja.

El único que no se salvó de las jugadas sucias fue Ángel Zerpa, miembro de la Sala Político Administrativa, que fue detenido y recluído en El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional en Caracas donde vivió condiciones inhumanas y deplorables, al tiempo fue puesto en libertad bajo condiciones.

 

A pesar de que estos venezolanos no pudieron instalarse en su sede luego de haber sido electos, se conoció que tomarán posesión oficialmente en las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) a partir del 13 de octubre.

Pedro Troconis, miembro de la Sala de Casación Penal detalló que escogieron la OEA por considerarla “un organismo imparcial y con una cantidad de Estados considerable”.

Archivo

En declaraciones a El Nacional aseguró que la decisión se tomó el 17 de septiembre, luego de que los magistrados sostuvieran un debate y designaran a Miguel Ángel Martín, integrante de la Sala Constitucional, como presidente del TSJ.

 

Aclaró que podrán emitir acuerdos para dirigirse a gobiernos y autoridades para que se hagan investigaciones “contra funcionarios que hayan cometido crímenes de lesa humanidad, narcotráfico o legitimación de capitales”.

Se espera que al momento de la instalación estén presentes los juristas que se encuentran exiliados en Estados Unidos, Colombia, Chile y Europa, con los que tendrían el quórum suficiente para llevar a cabo el procedimiento.

Comments

comments