El Centro Latinoamericano de Derechos Humanos (CLADH) y Human Rights Foundation (HRF) solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que adopte medidas cautelares contra el Gobierno de Venezuela para proteger a los 33 magistrados del Tribunal Supremo (TSJ) designados por la oposición.

Mediante un comunicado emitido por la sede de la CLADH en la ciudad argentina de Mendoza (oeste del país), se informó de que la solicitud, de “carácter urgente” y que pretende “garantizar la vida, integridad física y libertad” de los funcionarios, nombrados el pasado 21 de julio por la Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora.

Exigen una “acción decidida” de la CIDH, dependiente de la Organización de Estados Americanos,  frente al “discurso de hostilidad” y los “constantes ataques, amenazasy hechos de hostigamento” del Gobierno de Maduro, reseñó EFE.

 

Es importante destacar que los nuevos magistrados se nombraron debido a que el TSJ, según la oposición, fueron designados de manera irregular y de estar al servicio del gobierno.

Ante esto, Nicolás Maduro, declaró dos días más tarde: “todos (los magistrados) van a ir presos y a todos les van a congelar los bienes, las cuentas y todo… Y nadie los va a defender”.

Comments

comments