Luego de su presentación en Panamá, Bravo tiene previsto asistir a un festival de literatura en Houston a partir del 1 de noviembre. Foto: Cortesía.

 

Con su potente voz se ha paseado por los grandes escenarios del mundo

 

Con casi 74 años de edad y más de 50 de carrera artística, la destacada solista venezolana, Soledad Bravo, nunca ha cantado en el Istmo. Su estreno, previsto para la noche del domingo 29 de octubre, coincide con el primer aniversario del exitoso movimiento musical Guataca Nights Panamá.

Bravo ha visitado gran parte del mundo deleitando a propios y extraños con su potente voz y el dato de no haberse presentado jamás en el Istmo, lo recordó entre risas. “Fíjate que había llegado hasta el aeropuerto y de ahí conectaba a otros países, solo eso. Que mi estreno coincida con el aniversario de Guataca es algo tremendo y me siento afortunada”.

Bravo, quien nació en España, destacó que si bien ha recibido varias invitaciones para cantar en el exterior, lo hace siempre pensando en un viaje ida y vuelta. Dejar Venezuela no estuvo, no está, ni estará en sus planes.

“Jamás. Yo amo Venezuela, mi vida es Venezuela. Es muy difícil alejarse de algo que uno quiere. Lucharé por este país hasta que me muera y sigo creyendo en el material humano que posee”, sostuvo.

Dura realidad

La intérprete de “Ojos Malignos”, se lamentó porque en el país, poco a poco, se han ido perdiendo los espacios para hacer cultura dada la compleja situación política y económica que atraviesa Venezuela.

“Es muy difícil lo que estamos pasando, pero los que nos quedamos seguimos luchando y buscamos sumar así sea de a poco. La cultura y el arte son clave para los pueblos, entonces hay que seguir trabajando”.

De la nueva ola, no escucha un artista en particular, aunque sí opinó sobre lo que no disfruta. “No me pongas reguetón. No quiero”, soltó con una carcajada. “Sin embargo, disfruto tanto la música que tampoco lo destierro porque a donde uno va siempre escucha algo de ese género”, confesó.

Resaltó, además, que la música es complemento para el alma y todas las naciones la necesitan. Venezuela, un país que atraviesa una crisis social aguda, no escapa de sus pensamientos.

Sin avisar, rompió el protocolo de la entrevista para responder una pregunta sobre la actualidad de Venezuela cantando con una sutil, nítida y fresca voz: “Pueblo que canta su mal espanta, si brota de su garganta la esperanza y la enseñanza. Canta, canta corazón, que pueblo que nunca canta no se olvida del dolor”. Simplemente Soledad Bravo…

Comments

comments