La tarde del lunes 3 de abril corrió como pólvora en las redes sociales una noticia no tan agradable para el deporte, en especial el venezolano. Los jugadores David Barreto y Eduin Quero, pertenecientes al Zulia FC, fueron expulsados definitivamente de la oncena petrolera por “maltrato animal”, según reza un comunicado oficial del equipo.

A Barreto y Quero, este último perteneciente a la selección sub 20 que salió subcampeona del mundo, no se les ocurrió mejor idea que maltratar a un gato y por si fuera poco, dejar evidencia de sus actos en fotos que se hicieron virales. Por todos lados se equivocaron y no hay manera de sacar algo positivo de este episodio.

Como era de esperarse, las redes sociales se inundaron de insultos en contra de este par de muchachos, que en teoría deben ser ejemplo para la sociedad. Son personajes públicos, que no solo patean balones y meten goles, sino que también debe presentar una conducta intachable fuera de la cancha.

Un colega venezolano me comentó que no estaba de acuerdo con la expulsión definitiva de ambos jugadores, porque siente que la decisión final del club se debe más a la exposición que tuvo el caso en redes y las consecuencias mediáticas que pudiera arrastrar la organización.

Puntos de vista

Tan sencillo como que si el video o las fotos de los negativos actos no hubiesen salido a la luz pública, el Zulia FC jamás se hubiese pronunciado y no hubiese pasado nada. Yo creo que es probable, y hasta cierto punto el colega tiene razón, pero pasó, las pruebas quedaron en evidencia y había que actuar.

Y con actuar me refiero a que  la organización debía actuar así, con la sanción más ejemplarizante, que era apartarlos y dejarlos en libertad. Otro periodista, también en contra de la expulsión definitiva, opinó que no debía llegarse a tanto y con una multa económica era suficiente.

 

Tampoco estoy de acuerdo, porque si en el futuro vuelve a pasar, el jugador o los jugadores simplemente dirán, “bueno, solo me toca un descuento del sueldo. Pago y ya”, y esa, desde mi punto de vista, no es la solución. Al contrario, había que marcar un precedente importante.

Hice una encuesta en mi cuenta de Twitter @davidchacon30 con la siguiente pregunta: ¿Debía expulsar el @Zulia_FC a los dos jugadores involucrados en el caso de maltrato animal? #Encuesta Yo voté sí. Los leo. #ZuliaFC

Después de 70 votos, el sí ganó con 92 %.  Solo fue una medición, aquí nadie está buscando la verdad absoluta, solo examinamos para generar opinión por un hecho que consideramos repudiable desde todo punto de vista.

Cerrando esta edición, Quero dejó un comunicado oficial en su cuenta de Instagram. “Pido disculpas por el acto irresponsable del que he formado parte. Estas líneas no pretenden -en lo absoluto- justificar nada ni a nadie, simplemente espero demostrarles en el futuro un mejor comportamiento”.

Comments

comments