El gobierno de los Estados Unidos ha vuelto a atacar a los funcionarios maduristas. En esta oportunidad el Departamento de Estado revocó las visas a otros 340 allegados a Nicolás Maduro.

Según lo informado por la Agencia Francesa de Prensa (AFP) la Departamento tiene entre sus planes ampliar el número de afectados, para así continuar con el cerco que han venido intensificando desde el pasado año.

Las últimas revocaciones, entre las que están las visas de 107 exdiplomáticos y sus familiares, elevan el total a más de 600 desde fines de 2018, dijo el portavoz de la diplomacia estadounidense, Robert Palladino.

Comments

comments