Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, anunció la entrada de la tan esperada ayuda humanitaria para el sábado 23 de febrero. Guaidó le pidió al pueblo acompañarlo en en esta fecha histórica realizando concentraciones en todas las ciudades del país.

Mientras el régimen de Maduro considera la operación de envío de ayuda como un espectáculo orquestado por Estados Unidos, desde la oposición venezolana, amparada por fuerzas militares de Estados Unidos, Brasil y Colombia, se habla de muertes por desnutrición y falta de insumos médicos.

La entrada de la ayuda humanitaría, “sí o sí”, como lo dijo Guaidó, entrará por Cúcuta, ciudad limítrofe entre Colombia y Venezuela.

Un día antes, el 22, en la misma ciudad colombiana, se tiene previsto realizar un multitudinario concierto en el Puente Internacional Las Tienditas con decenas de artistas que pretenden recoger una importante cantidad de dinero que será enviado a Venezuela para ayudar a los más necesitados.

El domingo 17 de febrero, en representación de Estados Unidos, arribó a Cúcuta el senador estadounidense Marco Rubio, encargado de coordinar la ayuda humanitaria.

“Nos vamos a organizar en brigadas, aprovechando la noble colaboración del Sindicato de Transporte, y las poquitas unidades que tenemos a disposición, las vamos a poner a disposición del voluntariado y las brigadas voluntarias para ir al sitio donde tengamos que ir porque no solamente es Cúcuta, es Roraima, es la ayuda que viene desde Curazao”, afirmó Guaidó.

Comments

comments