El jueves 21 de marzo, en lo particular, fue un día triste. Aunque era algo esperado, Ichiro Suzuki, el mejor jugador japonés que ha pasado por las Grandes Ligas, anunció su retiro tras 19 años de fructífera carrera en la que conectó 3089 indiscutibles, fue llamado a 10 Juegos de Estrellas, 10 Guantes de Oro, tres Bates de Plata, Novato del Año y Jugador Más Valioso.

Por cierto, Ichiro (2001), junto a Fred Lynn (1975) son los dos únicos jugadores en la historia de las Grandes Ligas en ganar el Novato del Año y el premio Más Valioso en la misma temporada.

Apenas el bateador zurdo de 45 años de edad anunció su retiro antes del segundo juego de la serie oficial de apertura de temporada 2019, que protagonizaron Marineros de Seattle vs Atléticos de Oakland en Japón, su casa, las Redes Sociales se llenaron de palabras de felicitaciones para el icónico jugador que registró 11 campañas con promedio de bateo de .300, 10 de ellas de manera consecutiva entre 2001-2010.

¡Un caballo!

Antes de la serie en Japón, Ichiro era segundo entre los jugadores activos en WAR Position Players (59.4), décimo en Offensive WAR (47.9), tercero en promedio de bateo (.311), segundo en juegos (2651), segundo en turnos al bate (9929) y primero en hits (3089) y en bases robadas (509), por solo nombrar algunos departamentos.

No obstante, Suzuki, al menos es lo que se ha dicho públicamente, fue un caballero fuera y dentro del terreno de juego.

“Es difícil encontrar a alguien tan bueno y tan mediático que nunca se haya visto envuelto en ningún tipo de escándalos. Ichiro ha sido un modelo a seguir en todos los sentidos. ¡Sayonnara Ichiro san!”, escribió en su cuenta Twitter el periodista dominicano de ESPN Béisbol, Enrique Rojas.

Rojas ya da por hecho la llegada de Suzuki al Salón de la Fama de MLB.

“Sin importar lo que haga en los próximos años, la próxima gran fiesta de Ichiro será un domingo de julio del 2025 en la ceremonia del Salón de la Fama en la villa Cooperstown de Nueva York”.

Completamente de acuerdo. Al japonés será muy difícil dejarlo por fuera. Ahora bien, lo que sí no creo es que sea de manera unánime como ya se ha comenzado a especular. Los números lo respaldan para convertirse en inmortal, incluso en su primer año, pero mantengamos la calma.

Revisando en la página Baseball Reference me di cuenta que Ichiro le bateó bastante bien a grandes lanzadores venezolanos. A Johan Santana de 37-13 (.351), a Freddy García de 32-11 (.344) y a Kélvim Escobar de 49-16 (.327) Sin embargo, Francisco “El Kid” Rodríguez lo tenía de “sopita”. De 27-2 (.074)

 

 

 

Comments

comments