El presidente colombiano Juan Manuel Santos expresó el lunes la disposición de su gobierno de otorgar asilo a la destituida fiscal venezolana Luisa Ortega Díaz, que llegó a Colombia el 18 de agosto con su esposo, el diputado disidente del oficialismo, Germán Ferrer, después de que autoridades de su país ordenaran su detención por presuntamente dirigir una red de extorsión de la Fiscalía.

Santos precisó a través de su cuenta de Twitter que Ortega Díaz cuenta con la protección de su gobierno.

El fiscal Tarek William Saab reaccionó a esa postura del gobierno de Colombia, catalogándola de “cínica”. Afirmó que se trata de una medida que “protege la corrupción y el delito en Venezuela” y que Bogotá se ha convertido en centro de “la conspiración contra la democracia y la paz en Venezuela”.

Comments

comments